Publicidad

The Doonies III, porque más no siempre es mejor en las superproducciones del motor

The Doonies III, porque más no siempre es mejor en las superproducciones del motor
Sin comentarios

Las inmensas dunas de arena que convergen en la región ubicada entre California, Arizona y México son uno de los escenarios favoritos para los amantes del offroad al otro lado del charco. Por tercer año consecutivo, las grandes montañas de arena de playa se han convertido en el escenario de una de las grandes producciones audiovisuales que ahora nos deja su tercera entrega: The Doonies III.

Ash “Dirt Shark” Hodges ha reunido para su último capítulo a un elenco aún más poblado de especialistas del motor. Representantes de Rally Cross, Monster Truck, Trophy Truck y, para los que nos gustan las motos, los mejores malabaristas sobre dos ruedas o cadenas. Todo ello aderezado por el patrocinio de Monster que, cómo no, tenía que pasarse tres pueblos con las Monster girls.

Aunque en el montaje final no salen la mayoría, el elenco de pilotos es inmenso con Axel Hodges, Tyler Bereman, Jeremy "Twitch" Stenberg, el freestyler Blake "Bilko" Williams, Josh Hill, Jeremy McGrath, Taka Higashino, Kris Foster y el jovencísimo Kaed Kniffing como los más destacados.

Parece que para el tercer año han contado con más presupuesto, más invitados y menos ideas que nunca. Hasta ahora es el más largo de todos los vídeos que han producido conjuntamente y, con diferencia, es el más aburrido. Más no siempre es mejor, y para compensarlo han tirado (aún en mayor medida) del recurso fácil de las Monster girls.

Las dos entregas anteriores han sido bastante más entretenidas de ver. En enero de 2015, la primera entrega de The Doonies irrumpió con fuerza recuperando el espíritu de las películas offroad de los 90. A partir de ahí, la saga parece haberse convertido en tradición con The Doonies II de 2016, más entretenida, más exagerada y más divertida. Por desgracia la sensación de la última parte es la de que han desperdiciado una cantidad ingente de recursos, con muchos minutos en los que no pasa nada y grandes estrellas que hacen poco más que figurar en los créditos.

En fin, tendremos que esperar hasta 2018 a ver si los chicos de Monster nos traen algo más ameno.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios