Compartir
Publicidad

El cabeza de buque en su líquido elemento

El cabeza de buque en su líquido elemento
3 Comentarios
Publicidad

Acabo de empezar a escribir y ya me estoy arrepintiendo de llamar al protagonista de nuestro vídeo cabeza de buque. Porque la verdad, a medida que van pasando los minutos del vídeo, cada vez me da más lastima el sufrimiento, agotamiento y frustración de los protagonistas. Todo ello pese a que en el comienzo de la grabación una sonora carcajada fue el primer sentimiento espontáneo que afloró en mi rostro.

La espectacularidad de ver la moto volando hacia el líquido elemento, seguro que jugó un papel fundamental para el choteo inicial. Pero claro a la hora de recuperarla, momento del vídeo en el que tampoco la sonrisa se quita de la cara, y una vez que tenemos la moto de nuevo en posición vertical para intentar sacarla del atolladero, el sufrimiento de los rescatadores te hace sentir lástima.

Y precisamente porque son escenas que he vivido en mis propias carnes a la hora de vadear ríos con demasiado caudal o con trampas ocultas bajo sus aguas, que te hacen perder el equilibrio y que se masque la tragedia. La situación la comprendo a la perfección. Os aseguro que no es nada agradable, estar luchando hasta la extenuación para poder salvar una moto.

Pero si todo va bien las escena terminará como siempre poniendo la moto en posición de caballito y tirando agua por el tubo de escape. Rezando para que cuando esté lista para intentar el arranque no haya quedado nada de agua dentro del motor.

Gracias Josep por la pista.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio