Compartir
Publicidad

Akrapovic tiene un nuevo empleado, y es un robot que no se cansa nunca de dar gas

Akrapovic tiene un nuevo empleado, y es un robot que no se cansa nunca de dar gas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya está aquí. Skynet ha despertado y nos va a quitar el trabajo y hasta el placer de dar gas. Ahora en serio, las máquinas cada vez hacen mejor las cosas, tanto que desde hace años están mejorando las capacidades de los seres humanos al realizar ciertas tareas como ocurre con los robots de fabricación.

Poco a poco y a medida que vamos creando máquinas más complejas, éstas son capaces de hacer exactamente y con precisión milimétrica lo que el ser humano quiere que hagan, eliminando la imperfección inherente a las personas y convirtiéndolas en máquinas de pruebas perfectas. Si no lo crees, mira el siguiente vídeo en el que aparece el nuevo empleado de Akrapovic.

No tiene sentimientos, no tiene alma y no se cansa

El chico nuevo en la oficina del especialista en líneas de escape no se encarga de traer los cafés. Para nada. El robot que ves sobre estas líneas es un elemento diseñado específicamente para formar parte del Hi-Tech Durability Dyno, un banco de pruebas que además de registrar el rendimiento de la moto y el sonido con el escape nuevo, realiza pruebas de larga duración.

Acelera de manera gradual, embraga, sube y baja las marchas y hasta acciona el freno trasero cuando llega la hora de acabar la jornada. Todo lo realiza a través de un complejo sistema hidráulico con el que mueve unos pistones estratégicamente diseñados para actuar sobre los mandos de la moto.

Robot Akrapovic

La gran ventaja de utilizar un robot para estos menesteres es que puede ser programado para hacer exactamente lo que los ingenieros de la marca quieren que haga y, sobre todo, durante el tiempo que quieran. Lo bueno que tiene una máquina es que no se cansa nunca y sigue probando mientras los humanos se van a casa a dormir.

Hasta ahora y aparte de ASIMO (el robot de Honda que ya ha pasado a mejor vida), el robot más famoso sobre una moto sigue siendo Motobot. El humanoide de Yamaha es capaz de pilotar de forma autónoma una Yamaha YZF-M1 en circuito y ha llegado a medirse al mismísimo Valentino Rossi, aunque aún le queda bastante para acercarse a los tiempos del astro italiano.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio