Compartir
Publicidad

Un día en el entrenamiento de un piloto profesional

Un día en el entrenamiento de un piloto profesional
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A medida que pasan los años la condición física de los pilotos profesionales se asemeja cada vez más a la de un deportista o atleta de élite. Cada día se hace más difícil destacar, cada día perfeccionamos más nuestras virtudes y nos exigimos un mejor rendimiento. Por esta razón el entrenamiento de un piloto profesional se convierte en algo fundamental.

Muchos se extrañan y ponen caras de sorpresa cuando hablas del motociclismo como un deporte más. "Pero si van sentados", dicen para justificarlo. Está claro que el que dice eso está haciendo exhibicionismo de su propio desconocimiento ya que cualquier persona que haya montado en moto durante unos kilómetros se da cuenta de lo que cansa el simple hecho de mantener la misma postura durante X kilómetros a una velocidad relativamente elevada. Si multiplicamos por mil esa fatiga, nos haremos una idea de lo que supone físicamente una competición de nivel profesional. Hoy, vamos a ver como el uso de "deporte" junto a "motor" encaja cada vez mejor y echaremos un vistazo al plan de entrenamiento de un piloto cualquiera.

Ben Spies en casa

Aunque voy a hacer una pequeña división, estos planes son eficaces en conjunto ya que si falta algunas de las partes habría algún desequilibrio o sobrecarga. Funciona como una cadena en la que cada eslabón cuenta para poder realizar su trabajo. Además, para meternos más en el papel y amenizar la lectura vamos a simular que somos un piloto de media tabla de MotoGP que tiene una semana de descanso entre un Gran Premio y otro. Yo, personalmente, voy a imaginarme que soy Ben Spies, que está de moda. Despertamos un martes a las 7:30 en nuestra casa de los Alpes con unas vistas espectaculares desde la cama - cosas que facilitan madrugar - y empieza el trabajo.

La "dieta" no significa no comer

Y tampoco significa que sólo se pueda comer cocina ultramoderna para deportistas desarrollada en un laboratorio de la NASA. Lo único que se pretende con la dieta es llevar un control y una rutina - no queremos tripita ni un apretón en carrera -. Entre cuatro y cinco son las comidas diarias. Como es por la mañana y tenemos tiempo para desperezarnos, cortamos algunas frutas, nos las servimos con zumo de naranja y lo acompañamos con unos cereales.

Aprovechando que estamos de vacaciones en casa nos permitiremos llevarnos un aperitivo para reponer fuerzas a media mañana en forma de tortitas de arroz o un bocadillo de jamón serrano - sin pasarse con el tamaño - nos sentarán muy bien para aguantar el día. Cuando llegue la hora de comer nos ponemos un poco de arroz y una ensalada, con la cantidad de variantes que supone.

Antes de terminar el día Ben - yo - se prepara un poco de pollo a la plancha con ensalada mientras descansa en el sofá de casa disfrutando de un partido de la Ligue 1.

Entrenamiento físico, el trabajo duro

Ben Spies en Como

Volvemos a donde estábamos al principio; recién levantados en nuestra casa y ya habiendo desayunado debidamente. Para empezar a activar el cuerpo y calentar nos hemos preparado una sesión en bicicleta con unos amigos para disfrutar del entorno en el que estamos. En carretera o en montaña, como simple calentamiento o como excursión en la que echar un día completo, la bicicleta es un complemento cardiovascular perfecto y una manera segura y divertida de disfrutar de otro tipo de dos ruedas.

En este aspecto son varias las modalidades que suelen practicar los pilotos. El Motocross les sirve para divertirse mientras ejercitan los músculos que más se usan sobre una moto y el Supermotard permite mejorar el control sobre los derrapes en asfalto sin correr grandes riesgos.

Marc Márquez trabajando duro

Pero no todo va a ser disfrutar de nuestros hobbies, por la tarde nos espera una buena sesión de gimnasio con nuestro entrenador. El ejercicio anaeróbico tiene mucha importancia para poder aguantar un campeonato completo encima de la moto. Se trabaja principalmente el tren superior; bíceps, tríceps, antebrazos, deltoides y la zona abdominal. Mejorar la fuerza y la elasticidad permite un mayor control ante situaciones extremas y evita posibles lesiones. Por esta razón los pilotos le dedican largas horas de entrenamiento con sus entrenadores personales.

Y al final de nuestro día como piloto de MotoGP, descansamos todo lo que podamos pues el descanso es tanto o más importante que el propio entrenamiento. Un buen baño en la piscina climatizada de la terraza mientras disfrutamos de un cielo de postal seguro que ayuda a dormir mejor.

Ben Spies en su casa de Como

Entrenamiento + dieta = rutina

Una rutina que convierte en normal lo que para la mayoría sería una jornada agotadora. Tener una rutina como esta, bien planificada y con la ayuda de profesionales, proporciona tranquilidad y descanso psíquico. Ya muchos sabréis el deporte y el ejercicio físico son los mejores aliados para conseguir una mente despejada en épocas de máxima exigencia.

Como podéis comprobar la vida diaria de un piloto profesional es muy semejante a la que puede llevar cualquier deportista de élite así que si un día os encontráis con alguien que dice que las motos no es un deporte, por favor, recordadle lo que habéis leído hoy.

Antes de terminar os invito a adoptar algunas de estas costumbres pues el deporte os ayudará en muchos aspectos de la vida diaria y, para seguir con el juego, intentad adivinar quienes son los pilotos que veis en las fotos, la solución la tenéis aquí abajo.

Fotos vía | Twitter de Carlos Checa, Ben Spies ; Facebook Marc Márquez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio