Compartir
Publicidad
Publicidad

Troy Bayliss volvió a enfundarse el mono

Troy Bayliss volvió a enfundarse el mono
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pues sí, Troy Bayliss volvió a las andadas. Es lo que tiene eso de llevar la velocidad en la sangre, que no pocos pilotos llegan a su momento de la retirada pero más pronto que tarde terminan de vuelta a los circuitos para matar el gusanillo. Y no precisamente mero como espectador.

Es el caso de Troy Bayliss. Casi un año después de su retirada de las competiciones, con obtención previa de su tercer título de Superbikes, hace escasa semana y media volvió a enfundarse el mono. Todo sea dicho de paso, tras tanto tiempo a la bartola e inactivo, no le fue mal del todo. Terminó la carrera que no es poco, y como dejó buen sabor de boca, igual repite dentro de unas semanas.

Pero un momento, enfundad las banderolas de Ducati y dejad de hacer cortes de encendido con los Testastretta y demás parientes de la familia. Volvió a las pistas pero con algo para pasar el rato con menos riesgo que una moto de más de 200 CV. Troy Bayliss tomó parte en la última cita disputada de la V8 Supercars. Fue en su circuito, Phillip Island, y como australiano que era el ambiente fue cómo no, con un Holden Commodore VE de más de 600 CV.

Siento desilusionaros (mentira) pero la noticia de curiosidad encajaba más por aquí por el protagonista en cuestión que por Racingpasión (excusa barata, lo sé). Pero bromas a parte, Bayliss acabó la carrera, en concreto fue en la segunda manga de las dos cortas que se celebraron de 14 vueltas, y lo hizo en vigésimonovena posición. No todos los pilotos han podido decir lo mismo y siendo habituales de la categoría.

Sabe mal decirlo, pero sí, fue el último. Su mejor tiempo en carrera fue un 1:39.083, 5,3 segundos más lenta que las marcadas por las primeras posiciones. Salta a la vista que ni un coche es una moto, ni una moto es un coche. Pero sí que uno de estos V8 no es un coche, es una bestia con bastante carácter. La guinda es que puede que repita para la siguiente prueba, nada más y nada menos que los 1000 km de Bathurst. Vamos, que ésta para el bueno de Bayliss era para entrar en calor...

En el vídeo con el podio de los vencedores de las tres carreras del fin de semana lo podréis ver presente sobre el 2:09 más o menos. Y a continuación os dejo una pequeña galería de sus preparativos para la prueba con algunas del Holden que compartió con el joven piloto Dean Fiore, habitual de la categoría que todavía está en proceso de domar semejante máquina. A Chris Vermeulen me parece que el carácter de estos coches le quitaron las ganas.

Vídeo | Lukeyson1981

En Racingpasión | Todd Kelly, Mark Winterbottom y Toll Holden ganaron en Phillip Island

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos