Compartir
Publicidad
Publicidad

Relatos veraniegos de fin de semana: fuego, motos, tandas y circuitos I

Relatos veraniegos de fin de semana: fuego, motos, tandas y circuitos I
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son las seis de la madrugada y aunque el despertador esta sonando, ya tenía abierto el ojo al menos una media hora antes. Es curioso, levantarse para cumplir las obligaciones cuesta más que de costumbre pero cuando se trata de un ocioso día que se espera con ganas, el cuerpo, o la mente, parecen responder de una manera diferente. En mi caso particular, mi subconsciente debía estar en modo “circuito on”. Me pongo a desayunar y me reconozco algo nervioso, no sé porqué. Se supone que me espera un día en el que hacer lo que más me gusta, montar en moto.

Pero no me quitaré el hormigueo en el estómago hasta pasadas unas horas más tarde. Voy repasando mentalmente todo el material que he preparado la noche anterior para que no se me olvide nada. Herramientas, gasolina, equipamiento, algo de comida y de bebida que, formarán mi ajuar de circuito para esta jornada. La moto ha dormido encima del remolque, solo hay que tensar las cinchas para que quede bien sujeta y ya puedo salir rumbo al circuito francés del Rousellon. Lu Grand Circuit du Rousellon para ser exactos, una pista de la que me han dado muy buenas referencias y que en realidad tiene tres circuitos en uno.

Rodada Circuit du Roussellon Carlos

Carlos de Racing Minimotars Pitbikes

Hasta la mitad del día rodamos en la pista larga y por la tarde solamente en la pequeña, pero antes debo acudir al punto de reunión para compartir camino con mis compañeros de rodada. Así pues, acomodo en el aparato de radio a Luis Herreros del Podcast “Espejos en los Codos”, que me acompañará casi hasta la frontera de nuestro país con Francia. Los chicos de Racing Minimotars Pitbikes nunca me dejaron solo mientras redactaba el Curso Minimotard Motorpasión Moto y en esta ocasión no van a ser menos. Pero realmente ese día el trabajo queda relegado a un segundo plano aunque por deformación profesional, uno siempre intenta fijarse en todo y en todos por lo que no dudé en entablar conversación y charlar un rato con quien me encontraba en el circuito.

Antes de salir todo el convoy, hay quien se percata de que viajo solo en mi coche y se ofrece a acompañarme, detalle que agradezco enormemente. Mi copiloto es Carlos, uno de los veteranos de Racing Minimotars y es de ese tipo de personas a las que debes dejar hablar y aprender de la experiencia que tiene. La charla se alarga tanto que, en un despiste, pensamos que nos hemos pasado la salida de la autopista pero en seguida la vemos y, pasado esta, a cinco minutos, llegamos al circuito. La verdad es que es bastante grande y no me lo imaginaba así, pero es perfecto.

Rodada Circuit du Roussello David Maza

David Maza con la KTM 640 LC4

El asfalto es lija pura y la recta de meta es grandiosa acabando en un par de curvas de derecha con una apurada de frenada brutal. Realmente el trazado de la mañana es tan largo que mi moto con el desarrollo de serie se queda bastante corta. Mucho mejor por la tarde en la pista corta. Todavía tengo los nervios en el estómago y solo después de montar en el box todo el “kiosko” y dar la primera tanda me tranquilizo. El ambientazo en los boxes en genial y el cachondeo es una manta que nos abriga a todos por completo ya que no paramos de reír durante todo el día. Lo paso bien en pista pese a que ruedo solo la mayor parte del tiempo.

Intento ir rápido pero como novato, no llego al alto ritmo que impone el resto de pilotos más bregados en estas lides. Además, con un codo tocado, no me puedo permitir caerme para no complicar un pequeño golpe y convertirlo en una lesión importante pero disfruto igualmente hasta que se hace el parón para ir a comer. En la sobremesa me avisan de que mi moto, encima del caballete, parece tener la rueda delantera sin aire. La revisamos y no esta picada, la goma esta perfecta y es un problema en la válvula. Un compañero de box, con el que hablo un rato a posteriori, saca una llave para reparar la válvula, da aire a la rueda y comprueba la presión correcta del neumático.

Rodada Circuit du Roussellon David y Sergi Maza

David y Sergi Maza, padre e hijo con las minimotard

Lleva un despliegue impresionante en una gran furgoneta con la que se desplaza por los circuitos con su mujer y su hijo pequeño. Es David Maza, vigente campeón de minimotard de Catalunya y piloto de supermotard y minimotard. Durante un rato, me explica sus comienzos en los circuitos y su punto de vista acerca de las carreras y la competición. No es la primera vez que nos vemos y es posible que no me recuerde pero yo si recuerdo haberlo visto en otra rodada, precisamente en la que me caí lastimándome el codo.

En el Curso Minimotard Motorpasión Moto, en el sexto capítulo, relataba como me impresionó ver una escena en la que un piloto de más de 60 años sufría un accidente muy feo golpeándose contra el muro de la recta de meta. Sentado en ese muro, magullado y cariacontecido, otro piloto con al menos la mitad de edad que el, lo abrazaba y daba ánimos. Ese piloto sensible en esos momentos duros era David Maza. Por eso, aunque no habíamos cruzado más que unos cordiales saludos, yo sabía quien era.

Continua en: (Relatos veraniegos de fin de semana: fuego, motos, tandas y circuitos II)

Fotos Vía | Racing Minimotars e Ima Soqueiro para Motorpasión Moto, Facebook Sergi Maza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos