Publicidad

Škoda también se atreve con la movilidad urbana sostenible con un patinete plegable no eléctrico, por 110 euros

Škoda también se atreve con la movilidad urbana sostenible con un patinete plegable no eléctrico, por 110 euros
1 comentario

La movilidad urbana sostenible está de moda y los fabricantes de la industria automotriz lo saben y son varias las marcas que se han acercado, de una manera más o menos decidida, a este campo. Es el caso de BMW con el BMW X2 City que pudimos probar hace algún tiempo, o de Seat, que tiene un patinete, el Seat EXS KickScooter, y una moto eléctrica, la Seat e-Scooter que ha presentado gracias a su asociación con Silence.

Škoda también se ha subido al carro y presenta ahora un patinete. Aunque suene extraño, no es ni mucho menos su primera experiencia con vehículos de dos ruedas. En origen la marca checa nació como un fabricante de motocicletas bajo el nombre de Laurin and Klement. En los últimos años también se ha notado su presencia en el mundo de las dos ruedas gracias a su patrocinio de la Vuelta Ciclista a España.

Un patinete plegable que no es eléctrico y que sirve de complemento a sus coches

Patinete Skoda 3

En contra a lo que se estila en el mercado, Škoda ha optado por presentar un patinete que no es eléctrico. Se aparta por lo tanto de la categoría de VMP y es un vehículo que no está pensado para circular por la vía pública.

El fabricante checo ha pensado más en la última milla y en el recreo que en otra cosa. La intención no es lograr un uso único del patinete sino que sirva de complemento para sus coches. Es por esto que ha planteado un formato plegable que cabe en el espacio reservado para la rueda de repuesto de sus modelos SUV y compacto del segmento C, el Škoda Scala y el Škoda Kamiq.

Škoda introduce de una forma creativa en su gama el concepto de transporte multimodal al integrar dos modos de transporte en uno solo. El usuario final será quien decida qué tipo de vehículo es más acertado en cada momento, ya que tiene ambos disponibles. También los podrá complementar por ejemplo, aparcando el coche en un parking algo alejado de su destino y haciendo el último tramo sobre dos ruedas.

Patinete Skoda 2

Un patinete compacto, robusto y para toda la familia

El patinete de Skoda es de tamaño compacto y tiene un tiene un peso de 4,8 kilogramos. Está fabricado en acero y aluminio, y soporta un peso máximo de 100 kilógramos. Al no ser eléctrico, puede ser utilizado tanto por niños como por adultos.

Ya está disponible en la web de la marca para República Checa, su mercado local, y tiene un precio al cambio que se sitúa alrededor de 110 euros.

Patinete Skoda 7

Se trata de un complemento que aparece dentro de la familia que Škoda denomina como "Simply clever". Son objetos que tratan de aportar soluciones sencillas y prácticas para el día a día. Se une a otras ideas como la existencia de un paraguas en el marco de las puertas o los ganchos y elementos sujeta equipaje de variada naturaleza distribuidos por todos los compartimentos del coche.

En Motorpasión moto | El motor bóxer de BMW celebra 100 años de historia: de la BMW R 32 a la BMW R 18

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios