Compartir
Publicidad

Randy De Puniet, Valentino Rossi y la cámara hiperbárica

Randy De Puniet, Valentino Rossi y la cámara hiperbárica
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la boca abierta nos quedamos, por lo menos, cuando vimos a Valentino subirse a la Yamaha R1 de Superbikes apenas un mes después de que se rompiera la pierna. Un esfuerzo y una fuerza de voluntad increíbles y las ganas de Valentino por volver a correr sonaban como las principales razones para haberlo conseguido. Pero en buena parte la razón por la que había conseguido recuperarse tan pronto había sido la Oxigenoterapia Hiperbárica.

Pero este fin de semana en Brno nos han vuelto a sorprender con otra recuperación récord. Randy de Puniet ha participado en todos los entrenamientos y ha corrido la carrera completa de MotoGP quedando en décimo lugar con sólo 27 días de recuperación. Pero es que además cuando habían pasado tan sólo 22 días ya se subía a su CBR1000RR. Por cierto, seguro que vosotros también visteis el momento en el que se encuentran Randy y Valentino en la rueda de prensa y el italiano le pregunta que donde están sus muletas a lo que De Puniet contesta sonriendo y poniendo cara de “¿para qué?”, como si no las necesitara.

Randy 22 días después

Por supuesto, no quiero quitar mérito a ninguno de estos dos grandísimos pilotos ya que sin su esfuerzo y sin su espléndida condición física propia de un deportista de élite seguramente no hubieran conseguido ni por asomo el mismo resultado. Pero, como decía, en estas recuperaciones récord ha tenido mucho que ver la medicina hiperbárica.

Esta terapia consiste, grosso modo, en el suministro de oxígeno a presiones muy por encima de las que se dan en la atmósfera. ¿Qué se consigue con ello? Que los glóbulos rojos transporten mayor cantidad de oxígeno de lo normal. Lo que se traduce, en el tema que nos concierne, en un aumento considerable de la velocidad de recuperación del tejido dañado. Se utiliza también por ejemplo cuando hemos sometido al cuerpo a cambios drásticos de presiones y necesitamos restablecer la normalidad en el cuerpo, como puede ser estar buceando por la mañana y coger un avión por la tarde.

La cámara hiperbárica en la que se trato Randy

El instrumento que se encarga en este caso de introducirnos en esas condiciones “ambientales” es la cámara hiperbárica, de la que ya habrás oído hablar en las retransmisiones de MotoGP. Esta cámara no es otra cosa que un habitáculo preparado para soportar grandes presiones, de dos a tres atmósferas absolutas. Como curiosidad, apuntar el revuelo que levantó el ex-madridista Raúl cuando salió a la luz que se había comprado una y que solía dormir dentro de ella. No es de extrañar, ya que muchos deportistas de élite la utilizan para mejorar y mantener su condición física.

No hace falta decir que normalmente el ciudadano de a pié no tiene a su disposición una de estas cámaras y lo más seguro es que necesite meses de recuperación y rehabilitación en caso de sufrir una lesión como la de Valentino o la de Randy. Resumiendo, es espectacular el tiempo de recuperación que han necesitado pero pierden ese aura divino cuando apuntamos a los avances médicos que han usado. Supongo que en unos años el precio de fabricación habrá bajado y quizás sí nos podamos aprovechar todos de la tecnología. Por cierto, he de agradecer a Inmaculada Paños la “supervisión” de este post que aunque está escrito tocando muy por encima el tema siempre viene bien que alguien con conocimiento pueda aconsejarte.

Fotos vía | DePuniet.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos