Compartir
Publicidad
Publicidad

Fabricada en madera y alimentada con algas, así es la moto más sostenible de la historia

Fabricada en madera y alimentada con algas, así es la moto más sostenible de la historia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Dos holandeses, el diseñador Ritsert Mans y el científico Peter Mooji, acaban de hacerse notar con la última y llamativa construcción en el mundo de las dos ruedas: una moto de madera. La idea parte del científico que lleva un tiempo dedicado al estudio de las algas como fuente de sustitución para los combustibles fósiles. Moojii ha terminado desarrollando un método para el cultivo de algas de forma natural (pues este se hace en agua salada) y para su posterior refinamiento en aceite.

Todo su estudio se recoge en un libro titulado “De Dikke Alg” (Las Algas Gruesas), donde postula la teoría de que este aceite de algas puede ser un combustible ecológico real y que funciona. Para demostrarlo y servir de ejemplo de este mismo estudio, encargó a Mans, un diseñador amigo suyo especializado en madera, que construyese un vehículo que usara este ecocombustible. El constructor se decidió por una motocicleta diseñada bajo los mismos patrones amables con el medio ambiente.

Una moto inspirada en la naturaleza

“Para hacer todas las partes de la moto miré a la naturaleza”. Todo en la creación del holandés, a excepción lo obvio claro está (motor y transmisión), fue realizado en materiales naturales: el marco y los muelles son de madera, para los amortiguadores usó corcho y el cáñamo para reforzar la estructura. Tanto el tren delantero como el trasero son monobrazo. Sobre sus características técnicas o su eficiencia nada más ha trascendido, al igual que el motor de baja cilindrada que monta.

En el vídeo, el mismo Mans explica que el objetivo era mostrar cómo el aceite de algas podría utilizarse en el futuro, poniendo como ejemplo el momento de incertidumbre en el que vivimos en cuanto a los combustibles fósiles y fundamentándolo con la historia del motor de principios del siglo XX, cuando “en eso días no estaba claro cuál era el futuro de la movilidad y nadie sabía lo que iba a pegar” pues había vehículos de gasolina, diesel, eléctricos o de vapor “al igual que hoy, la gente no sabe lo que en el mundo se verá en 30 años en términos de transporte y energía”

Vía | RideApart

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos