Compartir
Publicidad
Publicidad

El guardaespaldas motero se llama Brake Free, es inteligente, luminoso y te quiere salvar la vida

El guardaespaldas motero se llama Brake Free, es inteligente, luminoso y te quiere salvar la vida
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los motoristas, la visibilidad es una parte fundamental en nuestra interacción con el resto de vehículos en las vías públicas. El mejor elemento de seguridad es aquel que nos hace perceptibles a gran distancia y advierte al resto de conductores (incluso a los más despistados) de dónde estamos o lo que estamos haciendo. Brake Free es un invento que está buscando financiación en IndieGoGo y es tan efectivo como simple.

Anteriormente hemos visto algún dispositivo similar con iluminación en el casco, pero nunca tan completo como este. Se trata de algo así como un faro trasero portátil compuesto por 100 potentes diodos LED que mediante un software inteligente detecta lo que la moto está haciendo (frenando, decelerando, reduciendo, estacionada...) y emite una potente luz en consecuencia.

Brake Free, el salvavidas luminoso

A la cabeza del proyecto está Alex Arkangelskiy, alguien con con la edad pasó de ser un simple motorista a un motorista preocupado por su seguridad que decidió maximizar su visibilidad en carretera. Así materializó el Brake Free, un sistema que sin la necesidad de cables enchufados a la moto ni la instalación de aplicaciones es capaz de detectar tres tipos de deceleración: frenada normal, retención del motor o frenada de emergencia.

Con cada tipo el brillo es distinto pero lo que permanece constante son las "luces de posición" que en todo momento notifican a quienes tenemos a nuestra espalda dónde estamos.

Para fijarlo al casco se emplean dos pequeños soportes magnéticos a los que se engancha el Brake Free, por lo que si compramos soportes adicionales podremos usarlo en diferentes cascos con sólo quitarlo de uno y ponerlo en el otro. Sólo habría que pagar otros 10 dólares por una pareja adicional de soportes.

La alimentación se realiza mediante unas pequeñas baterías de 2.600 mAh con una autonomía de 8 a 10 horas que se recargan en 2 horas a través de un cable micro USB incluido en el pack junto a la unidad Brake Free y una pareja de soportes. Además es resistente al agua y su peso es de sólo 170 gramos. Lo único que le falta es ser un poco menos voluminoso.

El precio de compra en oferta de lanzamiento se quedaría en 99 dólares más el envío correspondiente, un precio bastante contenido para un elemento que puede salvarte la vida en cualquier cruce. Complementariamente también se puede optar por unas baterías de 3.000 mAh (160 dólares), una luz blanca delantera para el casco (200 dólares) o dispositivos acabados en negro (100 dólares) o blanco/carbono (120 dólares).

Esta iniciativa lleva recaudados ya 36.518 dólares del objetivo de 50.000 con un mes todavía para conseguir el objetivo. La propia compañía está sorprendida con la buena acogida de la idea pero es que como ya sabes, cualquier inversión en la seguridad de los motoristas es poca.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos