Publicidad

Knox Handroid

Publicidad
Publicidad

Noticias de Knox Handroid en Motorpasion Moto

La marca Knox es conocida no tanto a nivel de usuario como dentro de otros fabricantes. Son famosos por fabricar equipos de seguridad para moto de muy alta calidad y famosos fabricantes confían en Knox para la fabricación de las protecciones que van insertadas dentro de sus prendas. Hace años que los Knox Handroid están en el mercado, pero no por ello dejan de estar a la vanguardia en cuanto a seguridad se refiere. Ya habló de ellos mi compañero Luis en el año 2009 y por más que miro la foto no encuentro más que diferencias insignificantes, así que supongo que si no les ha quedado un producto redondo habrán estado muy cerca. Sus estándares de seguridad son realmente altos, de ahí el número uno laureado que aparece en los dedos índices, y aunque su imagen nos pueda parecer aparatosa os aseguro que ni son incómodos ni es difícil convivir con ellos en el día a día aunque puedan parecer hechos para un Stormtrooper. Como en Knox no tienen el pastizal necesario para pagar los patrocinios de grandes pilotos no los solemos ver en competición y por eso el usuario final no suele conocer la marca. Aunque alguno como John McPhee, Michael Rutter o James Ellison en velocidad y Tom Booth Amos en supermotard confían en los Handroid. Y digo confían porque al menos en mi caso es lo que me ha pasado. Soy un poco paranoico y caerme me parece una idea terrible, además de que siempre pienso que mis manos se harían añicos nada más tocar el suelo con cualquier guante, así que buscando buscando me encontré con los Knox Handroid y como no hay milagros (salvo que seas Lobezno) creo que son de los más seguros parecen y los que más posibles lesiones pueden evitar. Knox Handroid: exoesqueleto para motoristas Las articulaciones de los cinco dedos y los nudillos de cada mano se protegen mediante un sistema de exoesqueleto diseñado por Tony Stark. Cada uno de los dedos dispone de un refuerzo superior que se introduce (el pulgar no) dentro dentro de una estructura a la que Knox denomina Metapod. La intención que tienen con toda esta parafernalia es evitar movimientos anormarles en los dedos, proteger frente a hiperextensiones y servir como elemento protector frente a la abrasión contra el asfalto. Todas las piezas de cuero sobre las que se monta están hechas con piel de canguro de primera calidad superpuestas en varias capas con costuras de seguridad hechas con un hilo especial resistente a las abrasiones. Para minimizar las lesiones por deslizamiento sobre el asfalto se han dispuesto inserciones estratégicamente en los puntos más vulnerables. Las más llamativas quizás sean las que tenemos en la parte "trasera" del guante que abrazan la unión del antebrazo con la muñeca y se sujetan por debajo con una tira de nylon y por arriba por el sistema Boa que explicaremos a continuación Knox Handroid: ajuste micrométrico Boa Para el ajuste principal sobre la muñeca se ha recurrido a una patente propiedad de la compañía Boa. Por lo que parece, a los jefazos de Boa les debía parecer terríble eso de tener que atarse los cordones cada mañana y comenzaron a diseñar soluciones para dejar obsoletos a los nudos. Comenzaron por el calzado deportivo y han terminado poniendo el cierre dentro de las protecciones rígidas de dos piezas para la muñeca del Knox Handroid. Siete hilos de acero de calidad aeronáutica forman el centro, y sobre él se trenzan otros doce más para crear un cable fino pero muy resistente y flexible que une las dos piezas del guante a través de unas guías compuestas por un polímero especialmente pensado para evitar su desgaste con el ir y venir del cable. Éste hilo de acero se enrollará finalmente en una especie de ruleta dentada que se sitúa en la parte superior de la muñeca para un cierre rápido y con un ajuste perfecto. ¿Y para quitárnoslo? Pues muy sencillo, porque sólo tendremos que tirar ligeramente hacia arriba del "carrete" para que se libere el cierre. Por cierto, que la ruleta está cubierta de goma así que es perfectamente manipulable con los guantes puestos. Para afianzar aún más la sujección hay una pequeña tira de velcro entre las dos partes principales del guante que nos podemos ajustar por la parte inferior del mismo dejando las mínimas holguras. Knox Handroid: protección de escafoides SPS Bueno vale, no es una protección como tal sino un medio para evitar una de las lesiones más comunes en caso de la típica caída de bocas cuando te caes hacia delante y tratas de parar el impacto con el suelo con las manos. La mejor forma de explicar el SPS creo que sería como decir que nos ponen en las palmas de las manos unas pequeñas deslizaderas. Cuando caemos hacia delante y apoyamos las manos, con la inercia aún empujando nuestra masa de frente hace que el cuerpo siga avanzando mientras que las manos se quedan "pegadas al suelo". Aquí, con una de las manos (o las dos) planas contra el asfalto y nuestro pulgar apuntando hacia delante se produce una rotura del escafoides por hiperextensión. El sistema SPS son dos pequeñas pastillas situadas en la parte inferior de la palma que en el momento que las manos toquen el suelo evitarán que se queden pegadas al asfalto, en todo caso deslizaríamos las palmas hacia delante evitando poner en aprietos al pulgar. Puede parecer ortopédico, como todo el guante en general, pero al apoyar las manos en el manillar las pastillas tienen unas formas pensadas para que ni nos demos cuenta de que están ahí. Pero hoy no toca vestirnos de Iron Man, para eso tendréis que esperar hasta mañana. Siguiente parte | Knox Handroid, prueba (en marcha, valoración y galería)

Publicidad
Inicio