Compartir
Publicidad

¡Artesanía salvaje! 111 CV y 942 cc en el cuerpo de una supermotard ultravitaminada

¡Artesanía salvaje! 111 CV y 942 cc en el cuerpo de una supermotard ultravitaminada
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El supermotard es una de las disciplinas del motociclismo más divertidas que hay. Además de ser más económica que la velocidad, el supermotard supone una de las mejores maneras de aprender a dominar la moto y sobre todo, la técnica de derrapar. Eso sí, todo esto se queda pequeño si lo haces con una moto de 111 CV como la Hazan SMR Motorworks.

Con prácticamente el doble de potencia que las supermotard convencionales, la Hazan es una moto digna de los más valientes o los más locos, depende de como se mire. Eso sí, esta moto artesanal hecha a mano tiene pinta de ser divertida. Muy divertida.

Muchos caballos y mucha emoción

Hazansmr Hazan Motorworks Supermotard 03

Cualquiera que haya hecho supermotard sabe que las motos preparadas para esa especialidad son motos muy ágiles, muy ligeras y con suficiente potencia para ser muy muy rápidas, con aceleraciones nada envidiables a muchas deportivas. Además, el hecho de que los circuitos sean más pequeños y revirados ayudan a potenciar todas esas sensaciones.

Eso sí, el afortunado que se suba a la Hazan no necesitará que nada ni nadie le potencie la sensación de velocidad. Para eso ya está el motor LC8 de KTM, que con sus 942 cc haría volar a cualquier engendro con ruedas, como es el caso que tenemos entre manos. Y es que no es para menos, teniendo en cuenta el carácter del motor austriaco.

Hazansmr Hazan Motorworks Supermotard 05

Pero claro, una moto es mucho más que un motor y en Hazan Motorworks han tenido que fabricar desde cero el chasis de esta bestia parda. El bastidor es multitubular de acero de grandes dimensiones. Llevar un motor tan grande marca mucho a una moto y en este caso se nota que las dimensiones son mayores que las de cualquier moto de esta categoría. Tanto el basculante como las suspensiones WP han sido conservadas.

Otro de los detalles que marcan el diseño de la Hazan es el de su refrigeración. Al equipar un motor voluminoso, los responsables de la creación han tenido que recurrir a colocar los radiadores en los laterales, de manera paralela al flujo de aire. Seguramente esto haga que la temperatura del refrigerante suba significativamente, pero para crear monstruos a veces hay que hacer algunos sacrificios.

Hazansmr Hazan Motorworks Supermotard 02

Todo lo que corre mucho debe ser también fácil de parar y para ello, la joya de Hazan Motorworks cuenta con doble disco de freno delantero firmados por Brembo. Las llanta delantera de magnesio es de 16,5 pulgadas y es de la marca Marchesini, al igual que la trasera.

Lamentablemente, esta unidad artesanal está al alcance de muy pocos. El resto de los mortales tendremos que conformarnos con verla en fotos o en este video, en el que podremos observarla deslizando al entrar en las curvas y levantándose como un potro desbocado cuando su afortunado piloto acelera sin compasión en la recta.

Fotos | Hazan Motorworks

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos