Publicidad

Davide Giugliano se acerca al WSBK sobre la Honda de Ten Kate, pero Sandro Cortese también quiere ese asiento

Davide Giugliano se acerca al WSBK sobre la Honda de Ten Kate, pero Sandro Cortese también quiere ese asiento
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Finalmente, sí. Davide Giugliano se subirá a la Honda CBR1000RR Fireblade SP2 del equipo Ten Kate en las pruebas que hoy y mañana estarán realizando junto a otros equipos del Campeonato del Mundo de Superbikes en Lausitzring. Dos días de pruebas que pueden suponer un acercamiento interesante del italiano a su deseo por regresar al mundial.

Su objetivo para estos días es ayudar a la escuadra holandesa a continuar con el desarrollo de la moto de carreras con la que están disputando el WSBK subiéndose a la ex-moto de Nicky Hayden mientras que, el que sería su compañero de box, Stefan Bradl disputa esta semana las 8 Horas de Suzuka. Para apoyar también estará el piloto de pruebas Michele Magnoni.

Giugliano y Cortese enfrentados por el asiento de la Fireblade

Sandro Cortese Moto2

Al acercamiento de Giugliano al WSBK le ha salido un duro rival en la carrera por ocupar el asiento de la moto número 69. Sandro Cortese también se postula como un gran aspirante a convertirse en piloto del equipo Red Bull Honda World SBK. Pese a haber ganado el primer mundial de Moto3, el alemán no está teniendo demasiada suerte en la categoría de Moto2 y podría quedarse sin un asiento fijo.

En unas declaraciones realizadas recientemente a GPOne, Cortese afirmaba que Superbikes es un certamen que le gusta y que el asiento dejado por Hayden es una opción que le gustaría considerar para la próxima temporada, pero todavía no hay nada definitivo. "Nicky Hayden, por desgracia, ha dejado un hueco importante porque era una gran persona y lo considero insustituible", se lamentaba Cortese.

Sandro Cortese Moto2 1

Si se materializase su paso al WSBK, Cortese formaría junto a Stefan Bradl una escuadra 100% alemana, algo que no suele gustar a Dorna, pero peor aún es que de momento Cortese no ha demostrado grandes cualidades para poderlo hacer bien en Superbikes, mientras Giugliano tiene experiencia para dirigir el proyecto y velocidad para ganar.

El cuento de la electrónica HRC

Davide Giugliano Tyco Bmw 2017 1

Al margen de la falta de una escuadra completa, el otro factor que preocupa en el equipo es la falta de competitividad de la Honda de Superbikes que podría estar directamente condicionada por la falta de apoyo oficial de la marca del ala dorada en el proyecto del WSBK. La preparación y puesta a punto corren a cargo de Ten Kate, quien a su vez se ha asociado con Cosworth para el desarrollo del motor y la electrónica de carreras.

Y aquí es donde precisamente Bradl puede jugar un papel fundamental. Tras los primeros entrenamientos para la carrera de resistencia el alemán se ha dado cuenta que la electrónica que usa HRC en la CBR1000RR Fireblade SP2 del equipo F.C.C. TSR preparada para las 8 Horas está a años luz de la que emplean en Superbikes.

Stefan Bradl Honda Sbk Holanda 2017 1

Para Honda, según palabras de Randy de Puniet, compañero de Bradl este fin de semana, ganar las 8 Horas de Suzuka es tan importante como ganar en MotoGP, por eso sí desarrolla una Fireblade de fábrica con especificaciones HRC de la que Bradl quiere conseguir transferir material y apoyo para el proyecto del mundial de motos derivadas de la serie.

Algo que podría haber logrado, al menos la intención por parte de HRC, pero no llegaría al menos hasta los primeros entrenamientos del mes de noviembre para emplearla en 2018. Si no hay un cambio de reglamento que se lo impida como el que está tramando Dorna.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir