Publicidad

República Dominicana, el país más peligroso del mundo para conducir

República Dominicana, el país más peligroso del mundo para conducir
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

El pequeño país caribeño cuenta con la tasa más elevada del mundo de muertos por accidente de tráfico según citan las fuentes. Nade menos que 43 de cada 100.000 habitantes dominicanos mueren al año por culpa de un accidente de tráfico. Terrible si tenemos en cuanta que la población del país es de tan sólo 11 millones de habitantes. Además la inmensa mayoría de esos muertos por accidente son conductores de motos. ¿Qué pasa en ese país para tener tan alta siniestralidad?

La respuesta es relativamente sencilla, ya que los ciudadanos de la República Dominicana parece que también tienen el récord de ignorar las normas de circulación. Según cuentan en la noticia publicada por el Bradenton Herald el tráfico en el país es caótico. Y no sólo por el mal estado de sus carreteras o el mal cuidado parque móvil, sino porque es muy habitual que los conductores no respeten ni un semáforo en rojo ni mucho menos preferencias en un cruce ni prácticamente nada.

En el artículo del Herald podemos leer varios episodios en los que el conductor de una moto no duda en circular por el carril contrario para adelantar a un vehículo más lento, no parece importar que por ese carril venga otro vehículo. Tampoco parece importar que los conductores de moto no utilicen ningún tipo de protección, ni siquiera un casco. Y parece que es muy habitual que en una misma moto circulen familias enteras que no tienen otro medio de transporte.

¿Y qué hacen las autoridades? Pues las autoridades parece que multan a los infractores que detectan, pero las sanciones no parecen tener mucho efecto cuando hay ciudadanos que acumulan en su haber 486 multas y no han pagado ni una. El panorama parece tan espeluznante que el departamento de estado norteamericano le dedica nada menos que diez párrafos a este país en su web de consejos para los viajeros. Recomendando a los turistas que no conduzcan ellos sino que contraten profesionales para desplazarse por el país.

Viendo esta situación desde España podríamos estar de acuerdo con las recomendaciones del departamento de estado. Pero me queda un mal sabor de boca al pensar en los ciudadanos de la República Dominicana, ya que sus autoridades, en vez de preocuparse por educar a los conductores, lo único que hacen es sancionarlos. Por supuesto que a los infractores hay que perseguirlos, pero creo que también habría que intentar cambiar la mentalidad de los usuarios de la vía. Además de mantener en buenas condiciones las vías y los servicios relacionados con el tráfico.

Vía | Bikes in the fast lane Más información | Bradenton Herald Foto vía Flickr | Adam Jones

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios