La policía intercepta a un niño de siete años que circulaba solo por la calle en la minimoto que le habían traído los Reyes Magos

La policía intercepta a un niño de siete años que circulaba solo por la calle en la minimoto que le habían traído los Reyes Magos
6 comentarios

Lo que los Reyes Magos te traen, la policía te lo quita. Muchos niños (y no tan niños) esperan con ilusión la llegada de sus majestades, que les traen lo que tanto ansiaban. Para los moteros también hay regalos, como es el caso de este pequeño de siete años a quien regalaron una pequeña moto de cross.

Contento a más no poder, el niño salió a la calle a probar su juguete, que a efectos legales no deja de ser un ciclomotor de 50 cc. Se encontró con una patrulla de la policía municipal, momento en el que el tan feliz día de Reyes Magos cambió por completo para este joven aficionado a las motos.

La moto sin homologar y sin seguro, y el niño a dos kilómetros de su casa

En el día de patrulla después de los Reyes Magos, una pareja de la Policía Local de Sevilla se topó con el niño montado en su regalo de Reyes, aunque casi invisible entre al tráfico por su tamaño. Era una pequeña moto de cross, una Yamaha PW50 con la librea de Yamaha y el nombre grabado del niño, con el menor montado con todo tipo de protecciones: casco, un peto integral y hasta unas botas de media caña.

En el parte de la policía, los agentes describieron que ni siquiera “se le veía entre los vehículos que circulaban por la calle Salobreña”, algo que consideraron “una situación de verdadero riesgo para el menor”, y por eso, le pararon.

Nino Moto 1 2023

La irresponsabilidad no conoce límites, porque cuando los agentes le dieron el surrealista alto al niño de siete años, resulta que estaba circulando completamente solo por una vía transitada por otros vehículos, sin ningún mayor que le acompañase.

La peor parte vino cuando los agentes consultaron al niño dónde estaba su madre. Este respondió que en casa, que estaba a 2 kilómetros, y que era ella quien le compró la pequeña moto como regalo. A efectos legales, no deja de ser un ciclomotor, y resulta que no estaba homologado para llevarlo por la calle ni tenía seguro, hecho que hicieron saber a la madre, de 36 años.

Ella argumentó que era un regalo, que lo había comprado en una tienda y les dijo que “habitualmente se desplaza para practicar motocross a un descampado que existe en las inmediaciones”. Incluso les enseñó hasta la factura de unos días previos por importe de 1.800 euros.

Nino Moto 2 2023

Tras comprobarlo, la policía local confirmó que la moto ni estaba homologada para circular por la vía pública ni tenía un seguro en vigor. Regalo frustrado, porque se la llevaron al depósito municipal.

La irresponsabilidad de la madre se saldó con los agentes informándola de que estaba investigada, que no detenida, como cooperadora necesaria de un delito contra la seguridad vial, ya que dejó al menor llevar el ciclomotor sin estar acompañado. Ahora será el Juzgado de Guardia el que ratifique la condena, o no.

Temas
Inicio