Publicidad

Novato pasa cuatro días delante de su moto porque "no cree que la patilla aguante el peso de verdad"

Novato pasa cuatro días delante de su moto porque "no cree que la patilla aguante el peso de verdad"
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Agentes de la Policía Local de Miguelturra (Ciudad Real) han informado del hallazgo de un joven de 32 años en estado de deshidratación tras pasar cuatro días a la intemperie frente a su domicilio, en estado de alerta delante de su motocicleta. El responsable de la comisaría manchega, Marcial Ruíz, ha informado a Motorpasión Moto de que el hombre, que responde a las iniciales F.N.G, se encuentra sano y en pleno uso de sus facultades. Al preguntar sobre las causas de tal suceso, Marcial nos ha confirmado que no se trataba de ningún tipo de huelga, sino que había quedado paralizado por el miedo. En declaraciones a este medio, F.N.G ha comentado:

"El jueves había quedado con Miguel, el del concesionario, para ir a recoger la Zeta. La verdad es que todo iba bien hasta que llegué a casa." contaba F.N.G. "Paré la moto y busqué la patilla con el pie. La conseguí poner, pero al bajarme la vi ahí, sola, y parecía que no, ¡pero se movía!" continuaba este joven motero que apenas lleva dos semanas con su recién sacado carné A2.

Actualización: En efecto, ésta era una de las inocentadas de ayer. Y es que, como cuenta Christian, si fuera cierta la moto se hubiera caído nada más darse la vuelta.

Nos contaba además que podía escuchar el sonido de la patilla al resbalar por la arenilla del cemento de la acera. Su brillante y recién estrenada Kawasaki Z800e parecía estar demoniacamente atraída hacía el suelo. F.N.G seguía explicándonos: "No creo que la patilla aguante el peso de verdad, seguro que ya se ha caído… y aquí estoy, ¡si la que tiene que ir al hospital es ella!". Su pareja sentimental, quien avisó a las autoridades, explicaba: "No sabía qué hacer, estaba ahí helado y no entraba ni diciéndole que ya me había bajado el siguiente capítulo de Juego de Tronos. Yo quiero que la venda ya, para que luego digan que las motos no son peligrosas.".

Pese a la insistencia de este joven motero, su Kawasaki sigue en el lugar donde la dejó y no parece que tenga ninguna intención de caer al suelo. Eso sí, nos ha prometido que le va a comprar un caballete de los buenos para acabar con este sufrimiento.

Foto vía | Garry Knight Flickr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios