Compartir
Publicidad
La comunicación moto-a-coche es el futuro: Bosch y Autotalks se unen para salvar vidas
Seguridad

La comunicación moto-a-coche es el futuro: Bosch y Autotalks se unen para salvar vidas

Publicidad
Publicidad

Los vehículos conectados son una pieza clave del futuro. Kymco ha estrenado un primer paso, BMW o Kawasaki también están desarrollando tecnologías similares, y prestigiosas marcas como Bosch llevan tiempo trabajando en este aspecto.

Ahora, gracias a la colaboración con Autotalks, una empresa tecnológica israelí, estamos un paso más cerca de que se convierta en una realidad. Bosch se une así a uno de los grandes expertos en esta tecnología que puede reducir notablemente los accidentes en las vías públicas.

Autotalks y Bosch están dispuestas a salvar vidas en carretera

Bosch Autotalks

La tecnología vehículo-a-vehículo en el futuro podrá salvar la vida además de conductores, también de peatones o ciclistas

Vinculando los vehículos mediante conectividad WiFi cada uno de ellos podrá conocer el estado del tráfico, lo que nos deparan los puntos ciegos de la carretera, la posibilidad de trayectorias convergentes, los vehículos detenidos en la calzada o la dirección, velocidad y localización de los mismos.

Obviamente, para que este sistema pueda funcionar debe ser entre vehículos dotados de este dispositivo. Vehículos que de momento será sólo modelos de lujo hasta que la tecnología pueda democratizarse rebajando su precio y extendiéndose a más modelos. Ducati es una de las marcas que está dispuesta a sacarlo al mercado y ya lo está probando en algunas mulas.

El objetivo está claro: reducir la cantidad de accidentes de motos en los que hay coches involucrados. Para ello, las alertas que se pudieran producir serán detectadas por un algoritmo y se lanzarían directamente al cuadro de mandos de los vehículos potencialmente implicados que acabarían con aquello de "lo siento tío, no te he visto".

Según Onn Haran (cofundador de Autotalks), "es una solución batara para solucionar un grave problema que puede ser crítico para un motorista. Este sistema puede operar en un amplio rango de temperaturas y ser colocado en cualquier parte de la moto".

Bosch

Autotalks ya está trabajando en una versión reducida capaz de usarse desde un smartphone

"Tiene que haber un compromiso de los gobiernos para que esta tecnología sea una realidad y, además, sea obligatoria", comentaba Egil Juliossen, director de IHS Markit (analista de automoción). "La comonucación vehículo-a-vehículo es útil y puede salvar muchas vidas. Los accidentes tienen un elevado coste personal y también económico que podría suponer un ahorro a largo plazo".

Desde Autotalks también están pensando en una versión miniaturizada de su sistema que pudiera ser implantada en los smartphone como una aplicación, y a través de la vinculación con el software de la moto mostrada en el cuadro de mandos. "Además de suponer un menor coste, también podría ayudar a otros usuarios de la vía como los ciclistas o peatones".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos