Compartir
Publicidad

La cultura del GPS acaba con los mapas

La cultura del GPS acaba con los mapas
15 Comentarios
Publicidad

Seguro que pensareis ¡Pues claro! así ya no tienes que llevar un montón de planos para orientarte en caso de perderte o para planificar las rutas que vas a hacer este fin de semana. Pero detrás de este accesorio que tan bien nos viene a todos se esconde algo más. Según una reciente encuesta realizada en el Reino Unido entre 1.976 conductores de menos de 25 años el 86% de los encuestados se declaran incapaces de orientarse con un mapa. Concretamente la pregunta era si serían capaces de leer un mapa y la repuesta fue mayoritariamente no.

La siguiente pregunta es si tenían un sistema GPS en su coche, a lo que respondieron afirmativamente el 83% de los preguntados. Solo un 24% reconocieron llevar un mapa en el coche. La diferencia entre el 83% y el 24% imagino que serán los que llevan las dos cosas. Siguiendo con la encuesta, el 74% afirmaron que no consideran necesario saber leer un mapa. El 49% de los que utilizan GPS reconocieron haberse perdido en alguna ocasión yendo de viaje, el 51% dicen que en ese caso llamaron a sus padres pidiendo ayuda y el 32% acabaron preguntando a un peatón. De todos conductores extraviados sólo el 17% mostró interés en aprender a leer un mapa para tener recursos por si se volviera a perder.

Es evidente que los GPS nos han abierto un mundo nuevo a la hora de viajar, ya que le pones el destino y él solito es capaz de hacerte llegar sin muchos problemas incluso permitiéndote elegir el tipo de vías a utilizar o los puntos intermedios. Pero esto ha acabado con aquella parte romántica del planeamiento de la ruta, la búsqueda de información, las preguntas a los veteranos a ver si recuerdan algún sitio interesante en esa ruta en definitiva con la parte lúdica previa a cualquier viaje.

En el apartado positivo ahora ya no tenemos que llevar pegado en el depósito la ruta, o el mapa. Incluso sabemos a que distancia exacta está esa gasolinera que tanta falta nos hacía kilómetros atrás y que ahora tenemos la confirmación de que llegaremos (o no) En definitiva los GPS son una ayuda muy interesante, pero habría que preocuparse cómo en la escuela cuando nos enseñan a sumar a mano antes de dejarnos utilizar la calculadora. Quizá sería interesante enseñar a la gente a leer un mapa ademá de enseñarles cómo programar un GPS. ¿No os parece?

Vía | Visordown Foto vía | Wikimedia Commons

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio