Compartir
Publicidad

Despedida a los 70 años con 1.000 kilómetros sin parar

Despedida a los 70 años con 1.000 kilómetros sin parar
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fantástica despedida del mundo de las dos ruedas la que realizó ayer Valero Echegoyen a sus 70 años, emulando la prueba de la Vuelta a Aragón que se disputaba allá por los años 60 como una de las citas más duras del calendario nacional con un recorrido de 1.300 kilómetros que se realizaba durante dos días en el que se transitaba por un buen número de carreteras de tierra con unas motos con escaso alumbrado que hacía muy difícil la conducción nocturna.

Pero al contrario que en aquella ocasión en la que Valero Echegoyen participó en 1963 con una Bultaco Tralla 101 y 23 años de edad. Ahora ha querido “cortarse la coleta” del mundo de las dos ruedas, para descanso de su mujer, a bordo de una BMW 1200 realizando un recorrido de unos 1.000 kilómetros en un solo día y en aproximadamente 12 horas.

Meta de vuelta a Aragón

Así en la calle mayor de Zaragoza donde un buen número de familiares y amigos se reunían junto a una improvisada línea de meta, recibían a la hora prevista a este veterano piloto después de una buena paliza en moto recorriendo toda la comunidad aragonesa. Acompañado por su hermano en otra moto y por el coche de apoyo y logística, donde los comisarios deportivos de la federación aragonesa se encargaban de sellar los pasos de control del recorrido.

Su hijo Juan Echegoyen nos contaba:

La idea se le ocurrió a mi tío Enrique, que hoy lo ha acompañado. Pensó que sería una manera muy especial de jubilarse de las motos. Aunque no se si de verdad esta será la última aventura en moto de mi padre.

Enhorabuena Valero por tu penúltima aventura en moto ya que yo también me resisto a creer que sea la última.

Os dejo una galería de imágenes, tanto de la ruta, como fotos de los años 60, que nos ha enviado amablemente Juan Echegoyen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos