Compartir
Publicidad
Publicidad

Steve Ramon, casi campeón del mundo de MX1

Steve Ramon, casi campeón del mundo de MX1
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia es inesperada, y, a la vez, un tanto triste. Este fin de semana en Lierop se disputa el último Gran Premio de la temporada del Mundial de Motocross. La categoría reina, el MX1, estaba al rojo vivo, pues tras la pobre reaparición de Joshua Coppins en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña, el liderato había cambiado de manos a favor de Steve Ramon, que llegaba a esta última prueba con una ventaja de 14 puntos sobre Coppins. Se esperaba con mucha expectación el gran duelo de este fin de semana, pero Yamaha acaba de comunicar que Josh Coppins no disputará finalmente esta prueba, dejando de esta forma en bandeja el campeonato a Steve Ramon.

La desafortunada lesión de Coppins en la República Checa cuando se encaminaba como un tiro hacia su primer campeonato del mundo de MX1, le ha costado a la larga este mundial, y sin lugar a dudas, debe ser un palo terrible para el neozenlandés. Coppins ha decidido no competir en esta última prueba por no haberse recuperado del todo de su lesión (recordemos que en la segunda manga del último GP ya tuvo que abandonar por molestias). Además, las duras condiciones de las carreras a disputarse este domingo en la arena de Lierop tampoco invitaban al optimismo. Steve Ramon se encuentra de esta forma con la posibilidad más clara de conseguir su primer campeonato del mundo. Los únicos que matemáticamente pueden arrebatárselo son su compañero Kevin Strijbos (a 38 puntos) y el francés Sebastien Pourcel (a 39 puntos), aunque con sólo 50 puntos en juegos es prácticamente imposible que el belga no se corone en Lierop. Recordemos, no obstante, que la ventaja de Coppins al frente de la tabla antes del desafortunado Gran Premio de la República Checa era de 107 puntos sobre el segundo clasificado, todo un mundo. Estas son las palabras de un desolado Coppins: "Evidentemente, estoy muy enfadado. Es difícil explicar con palabras cómo me siento ahora mismo. Me esforzé muchísimo en la pretemporada y parecía que se me compensaba con una buena ventaja antes de Loket. Pero esta es la cruda realidad del Motocross. Ya estoy pensando en el año que viene, y quiero ganr el título. Me he demostrado a mí mismo, al equipo y a Yamaha que puedo hacerlo si están al 110% conmigo".

Yamaha al completo comprende la decisión de Coppins y lo apoyan en estos duros momentos, compartiendo su tristeza. No en vano , este año la marca del diapasón se podría haber proclamado campeona de MX1, MX2 y MX3, firmando una de las mejores temporadas de Yamaha. Pero no podrá ser.

Vía | Yamaha Press

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos