Publicidad

El Dakar también es cosa de padres e hijos

El Dakar también es cosa de padres e hijos
3 comentarios

No sé si en vuestro caso particular tenéis una relación especial con vuestro padre (o vuestro hijo). Yo puedo decir que sí, sobre todo en el tema de las dos ruedas ya que ha hecho miles de kilómetros detrás de mi en más de medio centenar de motos, y siempre con una sonrisa en la boca al llegar. Os hablé de ello hace años en mi pequeño homenaje a los pasajeros.

Algo así es lo que debe ocurrir a dos de los participantes australianos afincados en Gales que este año participan en el Rally Dakar: Simon y Llewelyn Pavey, padre e hijo . Simon lleva acudiendo a la cita desde 1998 y en esta edición y por primera vez, partirá de Buenos Aires en lo que será el bautismo de su hijo, Llewelyn.

Como dice el propio Simon:

Desde hace mucho tiempo queríamos competir en el Dakar juntos y este año por fin se cumple nuestro sueño. Estoy muy emocionado porque disfruto mucho pilotando con mi hijo, viéndolo progresar y coger confianza.

Era lógico que para alguien que lleva papando toda la vida las motos en general y el Dakar en concreto acabase corriendo con su padre. 17 años asistiendo al ritual, preparando junto a él la moto y el año pasado, siguiendo la carrera en forma parelela.

Y es que personalmente, suscribo lo que Llewelyn Pavey dice, sobre todo la última frase que he dicho en innumerables ocasiones y algunos de mis amigos moteros saben cuando nos veían ir juntos en moto.

Creo que es accesible para mí, sobre todo ahora que solo compiten motos de 450cc. En cualquier caso, va a muy especial vivir esta experiencia juntos, pues no es solo mi padre sino también mi mejor colega.

Vía | Dakar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios