Compartir
Publicidad

El British Superbike revoluciona el concepto Moto2: motores abiertos para 2018

El British Superbike revoluciona el concepto Moto2: motores abiertos para 2018
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Campeonato Británico de Superbikes contará el caño que viene con una nueva categoría para ellos, Moto2. Sin embargo, los máximos responsables del que es visto por muchos como el mejor campeonato nacional, han decidido implementar la ya conocida categoría a su manera.

Y esa manera de hacerlo es contando con las marcas. En lugar de imponer un motor único para todos los participantes, la categoría de Moto2 del BSB permitirá que cada equipo monte el motor que crea conveniente en sus motos. Eso sí, manteniendo las características propias de la categoría de Supersport, es decir, tetracilíndricos de hasta 600 c.c. y tricilíndricos de hasta 675 c.c.

Libertad para elegir propulsor con el fin de hacer una categoría abierta

Bsb Moto2 2017 03

No es ningún secreto que a la hora de ver prosperar a los equipos y sobre todo, para que a las estructuras implicadas les salgan las cuentas a final de temporada, el concepto “monomarca” no es más que una gran losa. Lo que para algunos es la manera de buscar una igualdad y espectáculo en pista que realmente no se ve reflejado, para otros es una cruz muy grande y pesada a nivel económico.

Con esa idea en mente y con el gran problema de falta de producción de los modelos actuales de Supersport, los responsables del British Superbike han decidido que tanto las motos derivadas de serie como las motos con chasis prototipo compartan pista en 2018. La clasificación será distinta para unas y para otras, pero ambos tipos correrán a la vez en la misma carrera.

Bsb Moto2 2017 04

Eso no es ninguna novedad, ya que se viene haciendo en el FIM CEV Repsol desde hace muchos años. La gran novedad al respecto es que las Moto2 podrán llevar equipado el motor que cada equipo crea conveniente. De esta manera, en el campeonato británico no será el motor de la Honda CBR 600 el que tenga que ser utilizado obligatoriamente.

Con esta medida, los equipos británicos podrán ir desarrollando chasis propios en base a los motores que más les convengan. Propulsores como el de Kawasaki o Yamaha, que tan rápidos se han mostrado montados en las ZX6-R y las R6 podrán demostrar todo su potencial sobre bastidores de competición desarrollados específicamente para ello. Además, esta vía abrirá la puerta a posibles ayudas por parte de dichas marcas.

Fotos | British Superbike, Impact Images, Double Red

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio