La Stark Varg es una moto de cross eléctrica que llegará en 2022 cogiendo el relevo de la Alta Motors, desde 11.990 euros

La Stark Varg es una moto de cross eléctrica que llegará en 2022 cogiendo el relevo de la Alta Motors, desde 11.990 euros
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace no mucho pensar en una moto de cross que fuera eléctrica suponía estar hablando de ciencia ficción. Sin embargo, la tecnología ha logrado avanzar tanto que ya podemos encontrar en el mercado diferentes ejemplos. Hoy os traemos uno de lo más especial con origen sueco y localización española.

Se trata de la Stark Varg, un modelo 100% eléctrico capaz de modificar su curva de potencia a través de una aplicación móvil y con una potencia y prestaciones equivalentes a una moto de 450 cc. Eso si, no es barata ya que su precio de salida es 11.990 euros.

Stark Varg: creada para disfrutar con hasta 100 modos de conducción

Stark es una empresa de reciente creación afincada en Barcelona pero de origen sueco con una misión: liderar el camino hacia una industria de la moto sostenible reduciendo la contaminación por plástico y CO2. Para lograrlo, pretenden fabricar productos sostenibles, superiores a la tecnología tradicional en términos de rendimiento, emoción y diseño. Y con su nueva Stark Varg (Varg, en sueco, significa lobo fuerte) parece que lo han conseguido.

Y es que esta moto de cross es capaz de proporcionar la máxima emoción, demostrando, a su vez, que la tecnología eléctrica es superior a la de combustión interna. Y no lo decimos nosotros, lo dicen sus cifras capaces de destronar a toda una Honda CRF450R en cuanto peso total del conjunto (110 kg de la Varg respecto a las 112 kg de la Honda).

Tampoco se queda atrás su motor. Este, es capaz de dar una potencia de hasta 80 CV, un 30% más que de lo que puede ofrecer una moto de 450 cc de cuatro tiempos. Pero es que además, ofrece 938 Nm de par directos a la rueda trasera, con lo que las sensación de aceleración debe de ser brutal. No obstante para su desarrollo han contado con la ayuda de Sébastian Tortelli y Josh Hill, pilotos de motocross muy curtidos en el tema.

Tanto es así que Josh Hill también ayudo a desarrollar la difunta Alta Motors Redshift MX, una moto de cross eléctrica que llegó a competir en el Red Bull Straight Rhythm desempeñando un muy buen papel pese a competir con motos de combustión. De hecho, podemos considerar a estar Stark Varg como la heredera espiritual de aquella moto. Sin embargo, esta cuenta con mejores atributos.

El propio motor cuenta con un sistema capaz de modificar sus parámetros en función de lo que el piloto quiera, pudiendo configurar la moto para tener la misma potencia que una 125 cc o una 450 cc. Para lograrlo utiliza una aplicación con hasta 100 modos de conducción que ajusta la curva de potencia, el freno motor, el control de tracción y el peso del volante motor virtual al gusto del piloto, y disponiendo de cinco de ellos instalados activamente en la moto a través de un mando en su puño.

Stark Varg Moto Electrica 002

Para alimentar el motor cuenta con un pack de baterías de 6kWh de capacidad que pesa algo menos de 32 kg incluyendo la carcasa, el sistema de gestión de la batería y los demás componentes internos. Esto ha sido posible, sobre todo, gracias a varias soluciones pioneras, como la carcasa de magnesio tipo nido de abeja, los anclajes de celda por brazos extensibles, el sistema de alivio de presión y la placa de alimentación de una sola cara que configura las celdas de la batería.

La autonomía es similar a la de una moto de cross de 450 cc con el depósito lleno, pudiendo cubrir cómodamente una manga completa a la misma intensidad de un MXGP o hasta seis horas de conducción tranquila por pistas. Su carga completa puede efectuarse en 1-2 horas según el cargador y la toma de corriente utilizados.

Stark Varg Moto Electrica 001

En cuanto a su parte ciclo, Stark ha trabajado en colaboración con Kayaba y Technical Touch desarrollando unas suspensiones con 310 mm de recorrido tanto para el eje delantero como para el trasero. La curva de progresión de la suspensión estándar se ha optimizado para ofrecer comodidad y estabilidad a la vez que mejora la tracción. Hay siete ajustes de serie diferentes con un margen de peso de 5 kg, lo que significa que se puede modificar la suspensión adaptándola al peso y capacidad de cada piloto.

Para Stark, el mantenimiento de esta moto es casi tan fácil como el de una bicicleta al no depender de un motor de combustión ni de su exhaustiva limpieza. Si quieres hacerte con una de ellas, los suecos te lo ponen fácil ya que las reservas en su página web se pueden hacer a partir de 100 euros, contando con un precio final que asciende hasta los 11.900 euros. Las primeras unidades se entregarán a sus clientes en diciembre de 2022.

En Motorpasión Moto | KYMCO X-Town CT 125: El nuevo integrante de la familia taiwanesa cuenta con suelo plano, tecnología FullLED y 13 CV

Temas
Inicio