Compartir
Publicidad
Publicidad

Pol Espargaró, precocidad y talento

Pol Espargaró, precocidad y talento
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

El motociclismo español está atravesando una época dorada. La cantidad de pilotos ya consagrados, que crecen día a día, que luchan por victorias, y que ya son incluso campeones, es muy a tener en cuenta, y a la vez la cantera española está sacando continuamente nuevas joyas.

A la cabeza de toda la tropa española está Dani Pedrosa, que a pesar de tener todavía 21 años, ya ha sido tres veces Campeón del Mundo, y es uno de los favoritos en el mundial de MotoGP. También tenemos otros campeones como Jorge Lorenzo y Álvaro Bautista, que lucharán codo con codo este año por vencer en 250 cc. Sin embargo ellos no son las únicas perlas del motociclismo español, ya que no podemos olvidarnos de otros como Toni Elías, Héctor Barberá, Sergio Gadea o Héctor Faubel.

Todos ellos forman junto a otros cuantos más la tropa española de la que os hablábamos, y a la cual se ha unido una nueva perla. Su nombre es Pol Espargaró, que con sólo 15 años, a punto estuvo de subirse al podio en el GP de Jerez. Seguramente, una vuelta más le habría valido para alcanzar a Faubel, al cual recortaba espacio a pasos agigantados, firmando una actuación desde el inicio para quitarse el sombrero.

Y es que cada vez son más precoces los pilotos que luchan en los mundiales por alcanzar la gloria. En el caso de Espargaró, incluso tiene que poner un lastre de 6 kilos en su moto para cumplir con la reglamentación.

Pol es el actual Campeón de España de velocidad, y el segundo piloto más joven en alcanzar tal hazaña. Curiosamente, el récord pertenece por un sólo día a su hermano, Aleix, que hoy en día compite en 250 cc a sus 17 años. También es el piloto más joven de la historia en haber puntuado en el Mundial, después de conseguirlo el año pasado cuando corrió en Montmeló como piloto invitado.

El talento no está reñido con la juventud, y Pol Espargaró es un ejemplo de ello. Aunque todavía tiene mucho camino que recorrer, que nadie se olvide de su nombre.

Más información | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos