Compartir
Publicidad

Pésima salida, sin agarre y poca confianza: los fantasmas de Maverick Viñales volvieron en Brno

Pésima salida, sin agarre y poca confianza: los fantasmas de Maverick Viñales volvieron en Brno
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El círculo virtuoso en el que Maverick Viñales se metió hace unas carreras explotó en Brno. El positivismo se fue al traste después del verano y Viñales volvió a sentir el asiento de su Yamaha como si fuese el sillón del dentista. Poca estabilidad, ningún agarre y un calvario de carrera que le dejó en la décima posición.

La pérdida de confianza llegó del viernes al sábado. Durante la primera jornada de entrenamientos libres, con más temperatura en pista, Viñales parecía el mismo que se fue de vacaciones. Confiado y seguro, se postulaba como la gran alternativa a Marc Márquez este fin de semana, incluso al mismo nivel que Andrea Dovizioso.

Viñales cree que las condiciones intermedias entre seco y lluvia les condenaron

Vinales Brno Motogp 2019 2

Pero todo cambió con la llegada de la lluvia y el frío. El sábado la pista amaneció mojada y Maverick Viñales desapareció de las posiciones de cabeza. Gracias a sus tiempos del viernes entró directamente en la Q2 pero allí se quedó noveno, cerrando la tercera fila y medio segundo detrás de Valentino Rossi.

Todo empeoró con otro de sus males habituales: la salida. Cuando se apagaron los semáforos Viñales no fue capaz de mantener la compostura de las carreras anteriores y se desplomó hasta el decimoséptimo puesto. Ocho plazas perdidas en una arrancada paupérrima que le dejó en medio del pelotón y sin opciones de podio.

Vinales Bagnaia Brno Motogp 2019

"Me fue imposible apretar, no podía adelantar por falta de tracción y velocidad punta. No podía adelantar en ninguna curva", lamentaba Viñales tras la carrera. Otra vez los mismos problemas de antaño. Tracción y velocidad punta, y esto justo antes de llegar al Red Bull Ring austriaco, uno de los circuitos más exigentes en este aspecto.

El calvario de Viñales durante la carrera de la República Checa se escenificó bien cuando la realización captó al piloto español negando con la cabeza sobre su Yamaha en plena recta. "Me costó siete vueltas adelantar a Bagnaia y eso que él iba un segundo y medio más lento que yo", clamaba Viñales.

Oliveira Vinales Motogp Brno 2019

Viñales explica que la M1 sufre cuando la pista está mojada y se seca porque "la Yamaha con poco agarre no funciona. Cuando llueve y se seca, nuestra moto lo pierde todo". En cualquier caso, Maverick Viñales quiere volver a su espiral positiva y no piensa probar la moto de 2020 en los test post GP de Brno: "No me importa qué pase en 2020, me quiero concentrar en estar delante en Austria".

Después de la carrera de la República Checa la diferencia entre las dos Yamaha ha vuelto a enjugarse. Valentino Rossi volvió a ser el mejor piloto de la marca en condiciones difíciles y terminó sexto, poniéndose a tan solo un punto del quinto puesto de Maverick Viñales en la clasificación general de MotoGP.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio