Compartir
Publicidad

¡Lamentable! Los tifossi italianos simulan la tumba de Marc Márquez en Mugello

¡Lamentable! Los tifossi italianos simulan la tumba de Marc Márquez en Mugello
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es fácil titular una noticia así. Tampoco es fácil hablar sobre ella. Al margen de las afinidades con uno u otro piloto, al margen de la nacionalidad de cada uno, hay límites que nunca deberían pasarse, ni siquiera cuando tratan de enmascarar su hedor tras un cierto desodorante humorístico, que tampoco es el caso.

En el Gran Premio de Italia siempre hay más tensión de la cuenta. Valentino Rossi corre en casa y los tifossi sacan a pasear sus peores ideas, unas ideas que esta vez se han materializado en una tumba en honor a Marc Márquez. Lamentable.

Marc Márquez: 17/02/1993 - 03/06/2018

La imagen fue colgada en Twitter y en ella se puede apreciar cómo en las inmediaciones de Mugello alguien simuló la tumba de Marc Márquez, una lápida con su fecha de nacimiento y la fecha de su muerte programada para mañana. A su derecha una foto de Márquez con la boca tapada y bajo ésta la frase "ha llegado el momento de crecer".

Delante de este despropósito, sobre la supuesta tumba, una camiseta del fabricante japonés y un esqueleto. A su izquierda un cartel en el que se puede leer "pide un deseo" y un plato para recoger la voluntad de los tifossi.

Desagradable, desafortunado, hiriente, desproporcionado, absurdo, ilógico, antideportivo, fanático, estúpido... Cualquier calificativo es poco para definir este tipo de acciones en referencia a pilotos que se juegan la vida cada vez que saltan a pista. Por mal que te caiga un piloto estas chirigotas pueriles no se pueden consentir, aunque ya no nos sorprende demasiado viniendo de la afición italiana.

Hace dos años, en el primer Gran Premio de Italia después del incidente de Sepang entre Rossi y Márquez, una panda de energúmenos ya simuló el ahorcamiento de Márquez y posteriormente le prendieron en llamas. No hace falta irse tan lejos, cuando ya el viernes las hordas de fanáticos con menos neuronas aplaudieron la caída de Márquez durante los libres, dejando en evidencia su falta de jucio más allá de abuchear las pasadas del piloto español.

Marc Marquez Motogp Italia 2018

Al igual que se sanciona a los equipos de fútbol cuando se cometen acciones tan trogloditas como estas, es posible que haya llegado el momento de que alguien tome cartas en el asunto. En lugar de normalizar la situación y buscar vías nuevas para apagar el fuego, la organización puso a disposición de Márquez un guardaespaldas como ya hizo en 2016, algo que el español rechazó en ambas temporadas.

"No tiene sentido que me pongan a alguien del personal de seguridad", aseguró el 93. "No me siento para nada en territorio hostil, al final, la normalidad es absoluta". Las palabras de Márquez eran un claro ejemplo de cómo quitar hierro a un asunto espinoso, pero lo cierto es que de normalidad queda bastante poco en una afición donde todos los años vemos algún ejemplo de cómo no se debería vivir el motociclismo.

Es muy complicado entender estas acciones, y ya no digo defenderlas, que es imposible, más aún viniendo de una afición que sabe lo que es perder a un piloto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio