Compartir
Publicidad
Publicidad

La Agencia Tributaria pide a Sete Gibernau dos años y medio de cárcel por fraude

La Agencia Tributaria pide a Sete Gibernau dos años y medio de cárcel por fraude
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Agencia Tributaria española le ha regalado a Sete Gibernau una visita al juzgado número 19 de Barcelona. El expiloto y actual escudero de Dani Pedrosa se enfrenta a una doble acusación por fraude fiscal referente a la temporada 2006, por entonces piloto oficial de Ducati, y por la que se le pide una pena de cárcel de dos años y medio.

Supuestamente el piloto había eludido 774.000 euros en ingresos en su Declaración de la Renta de aquel año simulando vivir en Suiza durante el periodo comprendido entre 2000 y 2006 "con la intención de evadir los impuestos procedentes en España mientras mantenía su residencia en Esplugues de Llobregat".

Una acusación sobre 774.000 euros defraudados

Sete Gibernau 2

En la declaración ofrecida en el juzgado por Gibernau, el ex-mundialista sostuvo que "mi primo Miquel Umbert (el encargado de gestionar el patrimonio) y Leo de Graffenried (mi manager, quien negociaba mis contratos) vivían en Ginebra. Como ambos eran de mi total confianza a la hora de manejar mi dinero quise tenerlos cerca para estar más tranquilo y me fui a vivir a Suiza".

Para reforzar su defensa, Sete quiso apuntalar su declaración afirmando que "tenía una relación personal con el Síndico de Chatel-Saint Denis (la ciudad donde habría residido) y él mismo vino a verme a algunas carreras e incluso tengo una felicitación oficial de su Ayuntamiento tras ganar en un Gran Premio". Además afirma que mensualmente desembolsaba 1.100 euros por el alquiler de su piso en Suiza y poseía dos vehículos matriculados y asegurados en Suiza, un Volkswagen Touareg y un Ferrari.

Sete Gibernau 3

Sobre el domicilio en Esplugues de Llobregat, Gibernau sostuvo que fue en 2007 cuando volvió a vivir regularmente en España y que su paso por Barcelona se limitaba a los vuelos que Dorna solía fletar para el desplazamiento de los pilotos a los circuitos.

El que fue uno de los máximos rivales de Valentino Rossi en su época de MotoGP ha afirmado que todos sus transacciones bancarias de 2006 se realizaron a través de las dos cuentas que tenía en Suiza.

No es el primer problema de Gibernau con la justicia. Recordemos que en 2014 fue denunciado por la construcción de un circuito de asfalto de 1.300 metros de cuerda supuestamente ilegal en una finca de la Baix Empordà, además de una inspección tributaria anterior que se cerró de conformidad entre el fisco y el piloto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos