Compartir
Publicidad

Jorge Lorenzo está siendo examinado en el hospital de Assen tras una fortísima caída a 200 km/h

Jorge Lorenzo está siendo examinado en el hospital de Assen tras una fortísima caída a 200 km/h
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Actualización: Jorge Lorenzo sufre una fractura estable en la sexta vértebra dorsal por lo que ha sido declarado no apto para participar en los segundos entrenamientos libres del viernes. Aún es pronto para saber si podrá participar en lo que resta de Gran Premio de Holanda.

Acaba de empezar el Gran Premio de los Países Bajos y Jorge Lorenzo ya ha vuelto a ser noticia. El piloto balear ha sufrido una fortísima caída durante los primeros entrenamientos libres que le ha obligado a pasar por el centro médico de la pista neerlandesa.

Lorenzo ha podido salir de la pista andando por sus propios medios, pero poco después ha tenido que ser trasladado en ambulancia hasta la clínica y de ahí al hospital tras un primer examen del Doctor Ángel Charte.

Jorge Lorenzo es duda para el GP de los Países Bajos

No, Jorge Lorenzo tampoco ha empezado bien en Assen. Assen es un trazado peculiar, muy de la vieja escuela, técnico y complicado. La curva en la que Lorenzo se ha ido al suelo ha sido en el séptimo viraje, un punto que en MotoGP los pilotos afrontan forzando el tren delantero de sus motos a una velocidad que roza los 200 km/h.

El Doctor Ángel Charte ha atendido a Lorenzo a su llegada a la clínica móvil y el propio médico ha descrito la caída como "de muy alta energía. Ha caído muy mal y ha llegado aturdido". Pese a encontrarse mejor el piloto y haber descartado daños cerebrales, tras hacerle las primeras pruebas Charte ha asegurado no quedarse tranquilo y ha recomendado hacer un chequeo completo de la columna para descartar posibles lesiones, añadiendo que "lo que más nos preocupa es el dolor intenso que tiene en la zona torso-lumbar".

En el momento de la caída Lorenzo estaba probando nuevas soluciones en su Honda RC213V. Para esta carrera la firma del ala dorada ha traído para el 99 un nuevo carenado con mejor protección aerodinámica, una pieza que debería hacer pilotar más cómodo a Lorenzo pero en el momento del incidente el mallorquín no había podido mejorar la décimo sexta posición, cerrando la FP1 en décimo octavo lugar.

Además, Lorenzo durante la salida a pista que ha terminado en caída había montado el neumático delantero más blando de todos los disponibles en el catálogo de Michelin para este GP sobre una pista relativamente fría, con menos de 20ºC de temperatura en el ambiente. La moto del 99 ha quedado completamente destruida.

Esta caída se suma al reciente percance que Jorge Lorenzo tuvo durante los test en el circuito de Barcelona-Catalunya posteriores al último Gran Premio. Otra caída bastante dura de la que aún no había logrado recuperarse al 100%.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio