Compartir
Publicidad
Esto no es Sálvame, basta de sensacionalismos oportunistas
MotoGP

Esto no es Sálvame, basta de sensacionalismos oportunistas

Publicidad
Publicidad

Quizá veo el mundo de una forma idealizada, pensando que todas las personas de la tierra actúan o deberían actuar de la forma que yo procuro hacerlo. Así que cuando las cosas no pasan así pues no me queda más remedio que abrir los ojos como platos y sorprenderme. Eso en el mejor de los casos, en el peor pues ya me termino cabreando. Y pensaréis que este artículo va sobre el monotema del domingo, sobre el Sepangate entre Valentino Rossi y Marc Márquez y la sanción sobrevenida.

Pues no. Deriva de aquello, pero no trata sobre el polémico lance donde cada uno tenemos nuestro punto de vista. Hubiera o no patada, hubiera o no intencionalidad, la consecuencia es un perjuicio a todo el motociclismo, y hoy vamos a hablar sobre ello desde el otro lado de las pantallas. Sobre lanzar a los cuatro vientos noticias deliberadamente faltas o no contrastadas con el sencillo fin de conseguir un puñado de "retuits" o unas cuantas visitas extra en tu medio digital.

Si los medios digitales nos dejamos llevar por la inmediatez de la noticia te arriesgas a terminar diciendo cosas que no son verdad. El problema es si eso te importa o no

Como parte integrante de la constelación de medios digitales sobre motociclismo soy consciente de que no todas las noticias se pueden contrastar, o al menos no se pueden contrastar tan rápido como nos gustaría para poder sacar la noticia casi en tiempo real. También soy plenamente consciente de que al final, para todos nosotros, las visitas son las que mandan.

Partiendo de esa base, ahí es donde cada uno ya tiene que decidir si mantenerse en el lado del rigor o aprovechar la coyuntura para conseguir visitas, relevancia o simplemente que se hable de él. Por supuesto que uno de los lados es más laborioso y lleva su trabajo pero te recompensa con un resultado muy profesional mientras que el otro lo que te reporta es la satisfacción inmediata y unas mejores cifras de tráfico a costa de que tu credibilidad quede en entredicho. Yo prefiero quedarme siempre que puedo junto a los que procuran hacer las cosas bien.

Twitter

¿Os acordáis a principios de 2014 cuando alguien se tiró a la piscina diciendo que Jorge Lorenzo había fichado por Ducati? Pues esto es algo parecido pero más turbio. Por suerte lo podéis ver por vosotros mismos:

En la misma línea, BT Sports con Neil Hodgson:

Y acto seguido, sin contrastar ni ningún tipo de reparo:

Bien es cierto que Manuel Pecino posteriormente rectificaba, cuatro horas después de que lanzase el primer mensaje. Pero al menos lo hacía:

Y esto es sólo un ejemplo, porque mientras veía repetida la carrera me he estado fijando en Twitter y ha habido más mensajes, medios internacionales incluidos (algunos italianos, casualmente), que afirmaban falazmente que Jorge Lorenzo se había metido dentro de la sala de Dirección de Carrera durante la reunión con Márquez y Rossi y que estaba gritando, exigiendo una sanción ejemplar contra el piloto italiano y ser como mínimo descalificado.

Por desgracia, cuando me he puesto a escribir este artículo he sido incapaz de encontrar la mayoría de esos mensajes, así que supongo que los autores habrán optado por borrarlos. Ya se que eso quizá sea tirar una piedra y esconder la mano, pero la pólvora ya estaba encendida.

Ahora bien, otros personajes relevantes en el motociclismo como Gavin Emmet (periodista internacional de motociclismo) o Arturo Vilalta (director de comunicación de Jorge Lorenzo) se afanaban en dejar claro que aquella afirmación era mentira, lo que prueba que el rumor estaba ahí, que había sido lanzado por alguien en algún momento.

17malaysia2015 9847

Por desgracia para todos, y digo bien alto eso de para todos, este tipo de bulos se sueltan a sabiendas de que la veracidad está cogida con pinzas. No somos programa de verduleros del corazón, ni programas de debate nocturno sobre fútbol donde nos descalificamos a voces unos a otros, o al menos yo no es lo que quiero que sea el motociclismo. No señor. (Con todo el respeto hacia el fútbol y no hacia esos programas amarillistas)

Como humanos y como medios de cara al público, todos podemos cometer un fallo en un momento puntual, pero aprovechar toda la polémica tras la carrera de Sepang entre Márquez y Rossi para meter de por medio a Lorenzo, que no tenía nada que ver en el asunto, me parece como poco sospechoso.

Y todo por hacerse notar a través de las redes sociales, algo que parece que cada vez nos obsesiona más. Hay gente que aprovechando el filón mediático, con toda la polémica desatada, es incapaz de resistirse al caramelo de sacar partido a un momento tan jugoso, que nos mantiene a todos con un hambre voraz de información sobre el asunto.

Pero como ese hambre es finita, se termina diluyendo con el paso de las horas, hay que arriesgarse. Independientemente de si el mensaje que lanzamos de forma tan gratuita tiene o no tiene consecuencias, perjudique o no.

¿De verdad os creéis que aunque Jorge Lorenzo hubiera ido a protestar a Dirección de Carrera le habrían dejado pasar?

Es absurdo, pero es así. Queremos buscar el reconocimiento mediático a toda costa, ya sea cierto lo que contamos o no. A mí personalmente el reconocimiento es algo que me da bastante igual, pero no me gusta que se lancen noticias inciertas de manera irresponsable a través de la atalaya de impunidad que ofrece sentarse detrás de una pantalla.

Menos aún cuando se hace a costa de meter por medio a otro piloto en este caso con el único fin de manchar su imagen tachándole de llorón de forma gratuita. ¿De verdad os creéis que aunque Jorge Lorenzo hubiera ido a protestar a Dirección de Carrera le habrían dejado pasar? Venga hombre...

A mí esto me suena a que como el gran beneficiado indirecto de toda la movida de la carrera había sido Lorenzo teníamos que intentar colgarle algún marrón. Si es cierto, genial, y si es falso pues bueno... así le intentamos desestabilizar psicológicamente. Pero mientras tanto que me quiten lo bailao, que ya tengo un montón de "favs" y "retuits", ¿no?

Poco a poco nos estamos llenando de fanáticos, hacia un lado o hacia el otro, pero todos son igual de malos y eso no es bueno para nadie. Cada vez radicalizamos más nuestras posturas y tirando de mensajes a golpe de smartphone despersonalizamos este deporte y perdemos el sentido común que no debe dejar de imperar.

Los medios de comunicación deben ser conscientes de que también realizan una labor social y, al igual que los pilotos deben hacerlo en pista, han de ser un ejemplo con sus actuaciones para el público y no fomentar el fanatismo ni echar más leña al fuego.

Actualización, Neil Hodgson también se disculpa:

Foto | Repsol Media Service
En Motorpasión Moto | GP Malasia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio