Compartir
Publicidad
Publicidad

Capirossi vence, y Stoner se proclama Campeón

Capirossi vence, y Stoner se proclama Campeón
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Su peor clasificación en carrera de lo que llevamos de temporada, un sexto puesto, le valió a Casey Stoner para proclamarse matemáticamente Campeón del Mundo de MotoGP 2007 cuando todavía quedan tres carreras. Y eso que a falta de unas diez vueltas parecía que iba a haber que esperar hasta el próximo Gran Premio, ya que Rossi, que había quedado descolgado en la salida (una vez más), impuso un ritmo que le llevó a liderar la carrera mientras el de Ducati era cuarto.

Fue una carrera atípica. El madrugón (o alargar la noche) ha merecido la pena, porque pocas veces se ven carreras así. La pista estaba húmeda, pero ya antes de empezar había un pequeño carril dejado por las motos de 125 y 250 cc. Todo el mundo salió con mixtos, pero estaba claro que tarde o temprano habría que entrar en boxes a cambiar de moto, recurriendo a neumáticos slicks. Los que primero se arriesgaron a ese cambio, fueron los que más tarde se llevarían el gato al agua. No hay más que ver los primeros clasificados: Loris Capirossi, Randy de Puniet, Toni Elías, Sylvain Guintoli...

Mientras, los que encabezaban la carrera, Rossi, Melandri, Pedrosa y Stoner, apuraron al máximo el cambio. Melandri entró justo cuando perdió la primera posición en favor de Rossi, al mismo tiempo que Stoner. Mientras Rossi lo hizo en la vuelta siguiente, justo en la que iba a entrar Pedrosa si no hubiera sido por la caída. Una pena, porque en los entrenamientos había quedado demostrado que Dani tenía el mejor ritmo aquí en Motegi.

El cambio de moto de Rossi marcó el punto de inflexión de su actuación. De estar liderando la carrera con un ritmo inapelable, pasó al decimoquinto lugar, muy lejos de Capirossi e incluso de Stoner. Y es que una vuelta después del cambio de moto, tuvo que regresar a boxes por aparentemente problemas en los neumáticos. Las aspiraciones del heptacampeón del mundo se habían ido al traste, e incluso protagonizaba una leve salida de pista.

Vía libre para Stoner hacia su primer título mundial, al igual que vía libre para Capirossi hacia su primera victoria de la temporada, y tercera consecutiva en Motegi. El italiano fue el más listo a la hora de cambiar de moto, y empezó a rodar en 1' 53'' mientras la cabeza lo hacía en 1' 59''. Una espléndida forma de despedirse, ya que recordemos que Loris será piloto Suzuki el año que viene.

A su vez, Randy de Puniet subía a la Kawasaki por primera vez en la temporada a un podio que completaba un Toni Elías emocionadísimo. Supo defender con maestría ese tercer puesto cuando Guintoli empezó a apretarle, y consiguió de esta forma un resultado que le sabrá a gloria después de todo lo que ha pasado esta temporada.

Enhorabuena a Casey Stoner, el segundo campeón más joven de la historia. Habrá tenido mucho que ver la superioridad de Ducati, al igual que los Bridgestone, pero Stoner ha demostrado que no es flor de un día, que no está ahí por casualidad, que sabe pilotar y muy bien. Stoner no ha salido de la nada, lleva apuntando maneras hace unos cuantos años, y ya se le señalaba hace un par como el líder de las nuevas generaciones junto a Dani Pedrosa. Hoy ha culminado su recital.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos