Publicidad

La gran aventura de comprar una moto nueva

La gran aventura de comprar una moto nueva
18 comentarios

Junto a Albi y Jesús hemos hecho un repaso de los pasos que hay que dar cuando nos decidimos a comprar una moto de segunda mano o a vender la nuestra, una tarea de lo más complicada en algunos casos. Pero, ¿y si lo que nos interesa es una moto nueva? Convertirse en el primer y único dueño de una moto no es una decisión que se tome de un día para otro. Y no es para menos ya que hablamos de una suma de dinero que no puede permitirse frases del tipo: "esta moto ha salido mala".

Obviamente comprar una moto nueva esconde, en principio, muchos menos riesgos que aventurarse en el mercado de segunda mano. Sin embargo, la posibilidad de equivocarnos en nuestra elección también es alta. Grandes expectativas, fallos mecánicos imprevistos, un servicio de posventa ridículo etc… pueden amargarnos la relación con nuestra elegida. Para evitarlo conviene tener en cuenta cuatro factores que, si bien no aseguran al 100% la compra perfecta, conseguirán que te lances a la piscina con más confianza.

Herencia

Honda CBR600F/CB600

En resumen lo que necesitamos es investigar, investigar como si nos llevara la vida en ello. Podemos empezar por descubrir todo aquello que la marca no dice: no es que lo esconda, pero lo dejan maquillado con palabrería y títulos en cursiva. Por ejemplo, en algunos casos un motor "robusto y económico" se traduce en un propulsor con tecnología de hace 20 años sin gracia ni chispa alguna.

Pero vayamos a un ejemplo práctico: KTM 390 Duke. Los austriacos saben muy bien que la gente es reacia a comprar una moto fabricada en India y por ello, durante la presentación internacional, se esforzaron por dejar claro que todos los modelos eran revisados en la fábrica de Mattighofen. El eslogan es que lo único que hacen en India es producir y juntar las piezas que KTM diseña. Sin embargo, cuando revisamos los precios de este modelo en distintos países nos damos cuenta de que alguien está inflando las cuentas austriacas.

Por ejemplo, mientras el precio en España es de 4.897 euros, en Austria es de 5.290 y en India… de 2.489 euros. Puede que a estas alturas no te haya hecho ninguna gracia que te vendan la misma moto por dos veces su precio en India –puedes ir, comprarla y volverte con lo que te sobra–. Y es que esta estrategia cojea por algún lado y habrá muchos clientes en potencia a quienes no les haga gracia que el 50% del precio sean costes de transporte.

Otro aspecto a tratar dentro de esta investigación es intentar saber con certeza qué estás comprando. En este caso hablamos de un chasis y parte ciclo que lleva una moto de 125/200 y el mismo bloque motor que ha sido modificado hasta los 375cc. KTM, sin embargo, subraya que el orden fue a la inversa, utilizando una parte ciclo pensada para una moto como la 390 en otras más pequeñas. Pese a todo, uno prefiere escuchar que han desarrollado motor y parte ciclo en exclusiva para este modelo, ¿verdad?

Otros ejemplos los podemos encontrar en los últimos modelos CB600 y CBR600F de Honda. Antes de comprar, debes saber que no estás comprando una CBR600F como las anteriores sino que se trata de una CB600 con carenado.

Prensa

Oh, la prensa… Aquí nos encontraremos con mundos muy distintos. En general, jamás leerás en una revista que X moto es simple y llanamente mala, aunque lo sea–. Y es que en la estrecha relación entre marca y medio se cae con demasiada regularidad en el "tú me das cremita, yo te doy cremita". Es decir, si hablas bien de mí y mis motos te invitaré aquí o allá o te daré prioridad en ciertas noticias.

Sin embargo, los periodistas o editores te contarán como nadie lo que se siente encima de la moto. Intentarán que te teletransportes al momento y lugar en el que probaron la moto y sientas con ellos los pros y contras. Ahí es donde debes sacar tu capacidad analítica y saber que cuando dicen que va justa de frenos es que, de verdad, frena más bien poco.

Pero siempre hay excepciones. Como recodaba nuestro amigo Francisco hace unos días a Dennis Noyes no le temblaba la mano a la hora de escribir:

Si la Ducati Desmo 500 hubiese aguantado los 10000km de esta prueba sin problemas mecanicos, el primer sorprendido seria yo

¿Y actualmente quien tiene los bemoles de ser honestos? Por ejemplo en Motorcycle News. Hace unas semanas Michael Neeves lideraba una comparativa de nakeds con la Yamaha MT-09, la Kawasaki Z800, la Triumph Street Triple y la MV Agusta Brutale 800. La mayor parte del vídeo transcurre con normalidad, resaltando lo bueno y menos bueno de cada modelo hasta que llega el turno de la italiana y la clasificación final:

"Atrás, pero a mucha distancia, está la Brutale. En resumen, la moto es terrible de conducir. No hay conexión entre lo que las manos, el motor y las ruedas están haciendo. Hay un enorme retraso entre el gas y la respuesta y cuando llega la potencia lo hace como un gran torrente. Horrible de conducir, horrible en curvas lentas, horrible incluso haciendo caballitos. Y por encima de todo, no se maneja bien. Pensarás que lo hará por ser una MV, pero el conjunto es blando y descuidado. Sí, hay distintos modos de conducción pero éramos cuatro personas y ninguno de ellos encajó con los probadores."

Y si me permitís barrer para casa, creo que en esta casa no ha habido un punto negativo que no haya sido bien señalado.

Aficionados

Entre estrategias de marketing y artículos con intereses comerciales entre medias uno puede encontrar las palabras que necesita oír en los aficionados. Existen cientos de foros en los que preguntar o buscar información, repletos de experiencias de todo tipo. Además, puedes buscar fuera de las fronteras y aventurarte a leer las opiniones de los vecinos ingleses, franceses o alemanes. Siguiendo con el ejemplo de la KTM 390 Duke, sería recomendable pasarse por el hilo de problemas mecánicos y defectos de las pequeñas nakeds del foro de KTM en alemán.

Distintas experiencias de la mano de sus protagonistas, sin adulterar. Hay que subrayar también la información puede ser a veces confusa, incompleta o simplemente errónea. No te creas todo lo que dicen los foros y, una vez más, utiliza tu capacidad de crítica y juicio para crear tu propia opinión al respecto.

Autodescuentos y convicción

Ducati Hyperstrada

Esta es la mejor parte. Antes de pagar la que se convertirá en tu querida por, crucemos los dedos, una larga temporada conviene asegurar al 100% de que es la adecuada. En todos los sentidos. Por lo general, la moto adecuada es aquella que te hace suspirar y soñar despierto con rutas, entradas a circuitos o viajes sin destino durmiendo bajo las estrellas en alguna playa desierta del sur de Almería. Pese a todo sería muy inocente eliminar factores como el económico y las necesidades que la moto debe cubrir.

Si la razón principal por la que necesitas un vehículo de dos ruedas es moverte con más rapidez y facilidad por las calles de Madrid y no morir intentando buscar aparcamiento, la Kawasaki ZZR1400 no es precisamente la mejor opción. Si la Ducati Diavel te vuelve loco peor tu presupuesto no llega a 5.000 euros y tienes nula experiencia sobre dos ruedas, puede que la italiana no sea la indicada. Hay infinidad de factores perennes que no pueden ser ignorados o acabaremos con una bella bestia cogiendo polvo, gastando más de lo que podemos permitirnos o pegándonos un tortazo.

En este caso debemos encontrar la moto que contenga la mejor combinación entre atracción (el famoso "enmelonamiento") y deber. Por suerte 2014 se presenta con uno de los catálogos más completos y diversos de las últimas décadas con opciones para todos los gustos. Si por el motivo que sea no puedes permitirte la moto de tus sueños, encuentra la más parecida dentro de tus posibilidades y puedes estar seguro de que te hará tanto o más feliz.

Cuando la encuentres, auto-convéncete. Lee las pruebas de las revistas en las que tan bien hablan de sus cualidades, pon atención a esas pedazo de fotos tomadas en las costa malagueña e imagina ser tú quien toma esas curvas. Piensa que gracias a no gastarte 18.000 euros en ella no te hace falta pedir ningún crédito, que no te arruinarás manteniéndola y que te puedes pegar el viaje de tu vida con ella.

¿Dónde comprar?

En tiempos pasados resultaba usual que a la hora de comprar una moto te ofrecieran dos opciones: oficial o paralela. El dinero que ahorramos a la hora de comprar una moto paralela, evitando pasar por los departamentos correspondientes de la marca (Yamaha España, Ducati Ibérica etc…) es, al final, el que pagamos por tener una garantía –y red de talleres– en condiciones con toda una fábrica detrás para cubrir los imprevistos que puedan surgir. Personalmente, ni me plantearía esta opción pues para compras con riesgo ya tenemos la segunda mano. Por otra parte, si lo que quieres es ahorrar algo en el precio siempre te queda la opción de esperar algún tipo de promoción.

Otro dato a tener en cuenta es que motos como la Ducati 1199 Panigale pagan, por su relación peso/potencia, un 16% de Impuesto de Matriculación en Asturias, Cantabria y Cataluña y un 16,9% en Andalucía.

En Motorpasión Moto | La gran aventura de comprar una moto de segunda mano (parte I y II), Consejos para vender tu moto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios