Compartir
Publicidad

El curioso caso de la barbacoa en la cara

El curioso caso de la barbacoa en la cara
9 Comentarios
Publicidad

Se acaba el verano chicos, se acaban las vacaciones y es hora de ir guardando en el trastero esa barbacoa que nos ha dado tantos momentos inolvidables en estos meses de calor. Y claro, es en este punto cuando le decimos a nuestros amigos que no se preocupen, que ya me la llevo yo en la moto, no hace falta coche. Y pasa lo que pasa.

Sí amigos, eso que estáis viendo es tan cierto como la vida misma, no es un montaje de photoshop ni nada de eso, es una barbacoa y de generoso tamaño, pero a nuestro iluminado protagonista no se le ocurrió una forma mejor de llevarla. Espero que ese día tuviera el coche en el taller, porque si no, aún lo entiendo menos. Pero es que la cosa se pone peor, ya que esta foto tiene más de dos años, y después de su publicación en el diario australiano Herald Sun, la policía a decidido tomar cartas en el asunto.

Así, han dado con el intrépido Michael Wiles, que así se llama el amigo, un neozelandés de veintinueve años que circulaba así de contento por la autopista del este en Melbourne. Como es lógico, el juez le ha declarado culpable y le han puesto una multa de 550 euros (con ese dinero da para una barbacoa muy grande), más la retirada del permiso durante un mes. Y si, como es mi caso, os preguntáis a dónde iba este señor con la barbacoa, él ha declarado tranquilamente que iba a devolvérsela a un amigo. En fin, me voy que tengo que devolverle a un amigo una mesa de playa con sus cuatro sillas…

Vía | motoblog.it
En Moto22 | Humor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio