Compartir
Publicidad

Suspendido Pingüinos 2015 debido a la presión de varios grupos ecologistas

Suspendido Pingüinos 2015 debido a la presión de varios grupos ecologistas
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se han roto los sueños de mucha gente. Gente que se pasa todo el año pensando y preparando todo (aquellos que vienen de lejanas ciudades europeas) para acudir año tras año a la tradicional Concentración de Pingüinos, convertida por méritos propios en la mayor concentración invernal en el mundo y la mayor que se organiza en Europa a lo largo del año. Pero el próximo enero no pasaremos frío. No al menos en Pingüinos 2015 ya que ha sido suspendida.

Pero tras ser concebida en 1977 como una idea y ver la luz en 1982 y tras 33 ediciones, este año no se celebrará la número 34. Presiones desde grupos ecologistas como Ecologistas enAcción y la asociación Ciudad Sostenible, que presentaron denuncias ante la fiscalía y siendo declaradas como ilegales las ceebradas en Puente Duero en el 2010 y 2011. Pero es que a raíz de cómo ha quedado el lugar y lo que han hecho en otros años, parece que no es el mejor lugar para celebrarlo.

Según las asociaciones, el Pinar de Antequera es una zona especialmente protegida y por ello cualquier tipo de concentración motera es incompatible con la defensa de la flora y la fauna. Así se puede leer en uno de los apartados de la sentencia:

Sexto.-Se invocan los apartados 4 y 5 del artículo 240 del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid y el Plan Especial Pinar de Antequera aprobado este último mediante acuerdo plenario del Ayuntamiento de Valladolid de 15 de abril de 1997, dice la parte recurrente que la playa y el pinar que ya quedan mencionados están calificados como suelo rústico de protección especial en el cual esos instrumentos de planeamiento prohíben el uso de recreo extensivo y de ocio con vehículos motorizados, reiterando así la directriz 3.4 del antes mencionado Decreto 206/2001, quedando excluidas actividades deportivas con uso de vehículos a motor, el tránsito de esos vehículos fuera de las carreteras y caminos rodados, la corta de leña, realizar actividades con riesgo de incendios, fuegos de campamento, acampadas y uso de instalaciones de sonido ambiental. Aunque el acto autonómico se remite a un informe del Ayuntamiento de Valladolid, lo cierto es que la comparación de los usos que están permitidos en esos planes con la actividad de acampada, instalación de vallado de obra, carpas, casetas y el acondicionamiento y apertura de nuevos caminos, conciertos musicales, que es lo autorizado como uso especial, da como resultado que eso está prohibido por la normativa urbanística.

Ante estos problemas en fechas tan próximas a la celebración, y tras haber valorado el posponer la celebración de Pingüinos 2015 un par de meses más tarde, finalmente Turismoto ha dado por suspendida esta edición y así lo ha hecho saber en una carta abierta que reproducimos a continuación:

En el verano de 1977 un grupo de amigos motoristas vallisoletanos nos reunimos para crear un Moto Club y organizar una concentración, lo repetimos cuatro años más con bastante éxito de participación y por fin, en el año 1982, organizamos la primera concentración invernal en los primeros días de enero, así nació Pingüinos.

Desde entonces, y después de 38 años, se han celebrado 33 ediciones de Pingüinos.

Con el esfuerzo, la colaboración y el aliento de muchas personas hemos ido venciendo las habituales dificultades organizativas que conlleva un evento de estas características.

Como sabéis hemos recorrido diversas sedes en la provincia, Simancas, Cabezón de Pisuerga y Valladolid, en las primeras citas veraniegas, y, Herrera, Fuensaldaña, Tordesillas, Boecillo, Simancas y Valladolid (Puente Duero), cambios de sede que, fundamentalmente, se han producido con el objetivo de facilitar el mejor acomodo y el mejor programa para el disfrute de los miles de aficionados que nos han visitado. Muy mal no lo debimos hacer, cuando, desde hace diez años, Pingüinos, se ha acreditado como la mayor concentración invernal en el mundo y la mayor que se organiza en Europa a lo largo del año.

El Club Turismoto, además de conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, ha dejado el listón muy alto y ha logrado que Pingüinos se haya convertido en uno de los emblemas más internacionales de Valladolid.

Nos sentimos muy orgullosos de las labores prestadas en unas concentraciones presididas por la camaradería, la armonía, la solidaridad y el buen rollo, y en las que hemos tenido el privilegio de mostrar el alcance de la hospitalidad castellana.

Año tras año hemos ido mejorando y acondicionando nuestra oferta en función de nuestras posibilidades y la demanda del colectivo motero.

Por esta razón el Club Turismoto no está dispuesto a devaluar o reducir las buenas condiciones conseguidas en ediciones anteriores y prefiere asegurar que estas estén garantizadas en el futuro.

En las seis últimas ediciones hemos dispuesto de la mejor zona para realizar la concentración si tenemos en cuenta: el amplio espacio de acampada, la proximidad a la capital, las buenas características naturales, los excelentes accesos y las servidumbres e infraestructuras necesarias.

Pero los intereses de todos los ciudadanos NO SON LOS MISMOS y las denuncias de unos determinados grupos fructificaron en Resolución Judicial que nos obligó a abandonar la antigua sede de la concentración pingüinera. Antes de embarcarnos en nuevas ubicaciones y para evitar reiterados errores, contactamos con aquellos que motivaron el desalojo de la anterior sede, y si bien INICIALMENTE incluso nos alentaron para aceptar las proposiciones que se nos hacían en relación con la ubicación en LA HIPICA, hoy CONTRA ACTOS, nos vemos sorprendidos porque han dirigido sus pasos en una clara CAMPAÑA DE ACOSO Y DERRIBO contra el nuevo proyecto ubicado en los terrenos de la antigua hípica militar.

En paralelo hemos tenido que soportar: descalificaciones falsas y malintencionadas; acusaciones reincidentes a sabiendas que estaban sobreseídas o contestadas en los organismos oficiales en los momentos y plazos oportunos; denuncias públicas argumentando que Pingüinos era un negocio, inculpaciones contra nuestra honestidad, etc., etc.

Dicha campaña y las sucesivas denuncias, han conducido a que no obtengamos la autorización para la ocupación de los terrenos, y nos han obligado a la suspensión temporal de la Concentración Pingüinos.

Tenemos que hacer mención a la extraordinaria colaboración prestada por la corporación del ayuntamiento de la capital y de manera muy especial la del alcalde, Javier León de la Riva, quien siempre ha prestado su incondicional apoyo a la concentración.

Este apoyo, que se ha materializado en hechos concretos y nos ha servido para solventar muchas dificultades, no es menos cierto que nos ha puesto en el punto de mira de aquellos grupos cuya principal tarea y ocupación es oponerse a todas las iniciativas que respalda nuestro edil.

Desde el momento en que nuestro alcalde apostó por ayudar a Pingüinos los que derrochan actuaciones contra él, nos han situado en la misma diana.

Se puede decir más alto pero no más claro. En la asamblea de socios celebrada ayer por la tarde, se acordó manifestar de forma unánime nuestro pesar ante la imposibilidad de celebrar Pingüinos 2015 de lo que los verdaderos y únicos responsables son esas agrupaciones minoritarias que deberán responder no sólo ante sus electores y asociados, sino ante los colectivos mayoritarios (del ramo de la hostelería y restauración principalmente) que verán mermadas las enormes posibilidades que una actividad como la que nos ocupa les brindaba para mantener e incluso incrementar puestos de trabajo, consolidar sus negocios, etc., así como ante toda los ciudadanos de Valladolid y de Castilla y León , que se verán privados de una actividad que a casi todos favorecía.

Los socios del Club que estamos acostumbrados a trabajar de forma altruista y desinteresada, queremos expresar a los componentes de dichos colectivos lo siguiente:

  • Durante todos estos años hemos permanecido al margen de valoraciones políticas y prueba de ello es que hemos mantenido relaciones con responsables de instituciones y ayuntamientos con diferente ideología política y con todos ellos mantenemos excelentes relaciones.
  • Siempre hemos instado a los participantes que extremaran los cuidados medioambientales y nos sentimos muy satisfechos y orgullosos de su comportamiento. Nos atrevemos a asegurar que, ahora, no creemos que exista en todo el Pinar de Antequera una zona con mayor limpieza que la que hemos venido utilizando en las pasadas concentraciones.

Por último me gustaría plantearles unas preguntas:

  • Han valorado el reconocimiento que tenemos entre el colectivo motero a escala nacional e internacional.
  • Han evaluado la inyección económica, y más importante aún, la repercusión mediática que Pingüinos produce.
  • Han analizado la cantidad de manifestaciones, fiestas y espectáculos que en la piel de toro incumplen de alguna forma las normativas medioambientales que se hallan en vigor. Se podrían celebrar fiestas como Las Fallas, los Sanfermines, etc..

Sean ustedes conscientes y asuman la responsabilidad que conllevan sus actuaciones.

Club TURISMOTO

De poco sirve el trabajo que realizaron las empresas de limpieza en el propio pinar y que tras la concentración dejan aquel paraje, dicho por residentes cercanos, mejor que el resto del año (aunque con menos árboles que, hay que reconocer, no son de crecimiento espontáneo como los eucaliptos). La cantidad de dinero que deja el evento es muy importante (alrededor de cuatro millones de euros), pero hablando en plata, seguimos siendo como el ganado y al final, pasa lo que pasa.

Vía | Forocoches, El Norte de Castilla, Turismoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos