Compartir
Publicidad

Jarama Vintage Festival 2013, se consolida como uno de los grandes

Jarama Vintage Festival 2013, se consolida como uno de los grandes
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con los recuerdos aún recientes de nuestro paso por la edición de este Jarama Vintage Festival del 2013 y un nuevo éxito de asistentes rondando los 26.000. Pese a que este año todos los factores jugaban en contra, bajas temperaturas, el cielo encapotado, la crisis global, los espectadores siempre se animan cuando se trata de disfrutar nada menos que tres generaciones juntas, en el mítico circuito del Jarama.

Más de quinientos vehículos clásicos de coleccionistas particulares, siete campeones del mundo de motociclismo, seis Lotus de Fórmula 1, diez carreras de coches y motos, dieciséis exhibiciones en pista, son algunos de los datos que reflejan la magnitud de la tercera edición del Jarama Vintage Festival. Pero también os contaremos algunos de sus fallos.

Animadores Vintage

Cuando el paddock del circuito del Jarama se trasporta en el tiempo a las décadas de los ’60, ’70 y ’80 a cada paso que das te invaden los recuerdos de otras épocas llegando a sentir nostalgia en muchas ocasiones. Motociclismo clásico en todas sus facetas (velocidad, motocross y trial), Classic Team Lotus de Fórmula 1, carreras de Gran Turismo de resistencia estilo Le Mans, desfiles de clubes y clásicos, paseos por la pista a bordo de antiguos autobuses urbanos de Madrid, recreaciones de batallas de la II Guerra Mundial, fueron algunos de los grandes momentos que el público pudo disfrutar en pista.

Toni Elias padre

Dos grandes leyendas de la historia de España, Ángel Nieto y Luis Pérez Sala han liderado el largo listado de pilotos que han estado presentes en el Jarama Vintage Festival. Como muestra os dejo en esta primera entrega una galería de fotos con todas las motos que se dieron cita en la denominada “leyenda de MotoGP.” Impresionante poder escuchar en directo muchas de ellas y poder disfrutar junto al trazado del Jarama incluso del olor al aceite de dos tiempos de algunas de estas máquinas.

La zona comercial y lúdica con gran variedad de actividades, exposiciones y stands, como el gran mercado donde incluso podías comprar muchas motos clásicas perfectamente restauradas, o la gran carpa de Circo donde los pequeños podían disfrutar durante un buen rato, o conciertos en directo son algunos de los atractivos de este año.

Militares alemanes

Pero no quiero dejar pasar la oportunidad de trasladar mi perplejidad ante un hecho que no se si tiene alguna relación con el campamento militar de la II Guerra Mundial donde se podían ver algunos vehículos blindados y ligeros que exponían este año como novedad La Fundación Don Rodrigo y varias asociaciones de Reconstrucción Histórica que acudía al Jarama Vintage por vez primera, o simplemente es pura coincidencia. Pero en la carpa más próxima a este campamento había unos stands donde se podían adquirir todo tipo de indumentaria, munición o cualquier cosa relacionada con la guerra.

Gran Mercado Vintage

Puede o no gustar este tipo manifestaciones. Allá cada uno con sus preferencias. Cierto es que por más vueltas que le doy no encuentro mucho sentido a la relación que puede tener con el espíritu del Jarama Vintage Festival. Pero lo que no tienen ningún sentido es que se permita por parte de la organización vender en un stand en concreto de esa zona todo tipo de parches, cruces y medallas con simbología Nazi, o libros con títulos tan ilustrativos como “El judío, el primer problema del mundo”. Pero claro, si ya las camisetas de los allegados al stand llevan lemas como “Si sabes cuantas armas tienes, es que no tienes suficientes” mucho más no puedes esperar.

trial Clásico

Pero dejando a un lado estas desagradables anécdotas, que son fácilmente corregibles, es cierto que el Jarama Vintage Festival se puede decir que ha entrado de lleno a ser una de las grandes pruebas clásicas Europeas. Mañana más.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio