Compartir
Publicidad
Publicidad

Más grande no siempre es mejor, aunque sea un trike

Guardar
17 Comentarios
Publicidad

Menudo armatoste el que se ha montado este tipo sobre la base de un motor V8. El invento es tan enorme que los coches junto a los que circula por las carreteras parecen utilitarios pequeños. Dejando a un lado la poca utilidad de un vehículo así, que no tiene ni las ventajas de una moto ni las de un coche, podríamos decir que puede valer para impresionar al vecindario o a las amistades, pero si la chica ni siquiera puede subirse con comodidad en el asiento trasero ya no soy capaz de imaginar una sola aplicación más de este trasto.

Además, el consumo debe ser estratosférico con ese “blower” sobre el motor, que cada vez que abre las mariposas deja caer en los cilindros litros y litros de gasolina. Eso si, el sistema de freno por paracaídas es lo mejor para pasar de 200 millas por hora a cero en menos de cien metros, y eso sin que se te salgan los ojos de las órbitas. En fin, un artilugio curioso, inútil y llamativo para empezar esta semana que muchos ya tienen de vacaciones.

Ah, y si alguien tiene algo más de información sobre el trike, le ruego que la comparta, que no he conseguido localizar nada más que la referencia a las ranas de bronce que adornan algún rincón del artilugio.

Vía | Ottonero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos