Pagar por aparcar en la acera: la idea de Barcelona para ahuyentar a las motos

Pagar por aparcar en la acera: la idea de Barcelona para ahuyentar a las motos
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Aparcar la moto en la acera es siempre un beneficio mayúsculo para todos aquellos usuarios diarios de las dos ruedas en ambientes urbanos, ya sean motos o scooters. En las grandes ciudades dejar tu amiga de dos ruedas en la acera es una solución de lo más factible para no tener que pagar un parking o buscar un sitio exclusivo para aparcamiento de motos, muchas veces lleno a rebosar, sin una sola plaza…

Pues en Barcelona ese beneficio podría terminarse más pronto que tarde si no hay un pago de por medio por parte del usuario, o eso es lo que pretende estudiar el Consistorio de la ciudad, aunque por el momento, no es más que un esbozo...

Pagar 45 euros por aparcar en la acera: la posible medida que afectará a los usuarios de la moto en Barcelona

Motos Aparcadas 1

Barcelona es una de las ciudades que lo regula específicamente, y podría cambiar el panorama del parking en moto y scooter próximamente. No es ninguna conjetura, sino que el ayuntamiento de la ciudad ya ha oficializado que estudia implantar una tarifa para que las motos puedan aparcar en la calle bajo el nuevo Plan de Movilidad Urbana (PMU) que se presentó en octubre y que sienta las bases para 2024.

De hecho, si acudimos al Reglamento General de Circulación, encontramos reflejado que está prohibido aparcar motos en cualquier tipo de acera, y, más específicamente, en cualquier zona destinada al paso de peatones. De forma excepcional, si revisamos al artículo 7 de ese mismo reglamento, se especifica que las ordenanzas municipales serán las que regulen este aspecto en vías urbanas. Y es ahí donde el Ayuntamiento de Barcelona tiene mucho que ver.

La medida se basa, principalmente, en cobrar 45 euros al mes a los usuarios de moto para que puedan aparcar en las aceras. Es un hecho que la ciudad condal quiere reducir la presencia de todo tipo de vehículos, motos y coches, básicamente, y una forma de alentar el uso del transporte público es gravando acciones tan básicas como el aparcamiento. Sumar 45 euros mensuales para poder aparcar puede ser un gasto que no todos los usuarios estén dispuestos a afrontar.

Motos Aparcadas 2

En este sentido, Barcelona es una de las ciudades con más motos en circulación de toda Europa. En el PMU se especifica que, a pesar de no tomar ninguna medida por el momento, habrá debate con el fin de sustituir los desplazamientos en vehículos por transporte público y aparcamiento en subsuelo. ¿El fin? Tal y como registra el plan, reducir aparcamientos, aceras y ganar 32 km de plataforma peatonal, también con el objetivo de añadir un 40 % de carriles bici y carriles no superiores a 30 km/h para vehículos.

Nos hemos puesto en contacto con el Ayuntamiento de Barcelona, y según fuentes municipales, la medida ni siquiera está puesta sobre la mesa: “No hay fecha en estos momentos, no está sobre la mesa”, sino que se trata de “algo que aparece dentro del plan”, subrayan, y que “la intención de aplicar esto o querer o hacer pagar no es nada planeado, ni que esté sobre la mesa”, aunque aparece reflejado en el PMU, y entre ellos, es uno de los objetivos para 2024.

Las reacciones no se han hecho esperar

Como era de esperar, los colectivos de motoristas han protestado públicamente, y lo han hecho a través de las redes sociales. Plataformas como Motoristes BCN ha sido la más crítica. La asociación se ha mostrado públicamente en contra, alegando que “la moto es imprescindible para la ciudad, la que más aporta”, preguntándose si son necesarias “más restricciones a los más de 350.000 motoristas” de la ciudad condal.

No todas están en contra. Ecologistas como Eixample Respira creen que ayudará a reducir no solo la contaminación atmosférica, sino también la acústica y el número de accidentes que hay en la ciudad diariamente.

Por el momento, la medida no se aplicará en términos efectivos, ni siquiera está sobre la mesa de debate del Consistorio, que no descarta continuar con el debate en un futuro. Así que los moteros barceloneses pueden estar tranquilos, por el momento. ¿Sentará precedente en el resto de grandes ciudades como Madrid? El debate público ya está abierto.

Temas
Inicio