Compartir
Publicidad

Killinger und Freund, Art Decó sobre ruedas

Killinger und Freund, Art Decó sobre ruedas
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De vez en cuando me tropiezo con rarezas y curiosidades como esta Killinger und Freund que inmediatamente me llamó la atención. Si os fijáis esta moto es una recreación de la Megola de tracción delantera que ya vimos a finales del mes de agosto, pero en esta ocasión los ingenieros responsables del diseño han ido un paso más allá y han creado una moto que bien podríamos encontrar en una película de ciencia ficción sobre el futuro y no desentonaría nada.

En 1935, un grupo de cinco ingenieros alemanes que se hacían llamar Killinger und Freund, decidieron mejorar el diseño de la Megola con la intención de volver a vencer carreras de motocicletas como hiciera la Megola. Tres años después lo que salio de sus tableros de diseño fue esta impresionante motocicleta. Con una cilindrada de 600 cc similar a la que utilizaba el motor de la Megola estos ingenieros fabricaron una moto que solo pesaba 135 Kg y tenia una aerodinámica futurista.

Killinger und Freund

Ruedas carenadas, horquilla con protecciones aerodinámicas y un chasis con estructura tubular recubierto con láminas de metal dieron como resultado esta preciosa moto. La suspensión trasera iba anclada a la parte baja del chasis sobre unos silent-blocks que no requerían ningún mantenimiento. Como refinamiento final, la amortiguación delantera iba montada casi en vertical, con lo que la geometría de la moto no cambiaba al frenar.

Killinger und Freund

El motor de tres cilindros en estrella y dos tiempos utilizaba una válvula rotativa para controlar la admisión de cada uno de los cilindros, algo que treinta años después se empezaría a utilizar en los motores 2T de competición. La suerte es que este motor no provenía de la aviación, con lo que no necesitaba ningún volante de inercia para mantenerse en marcha, lo que contribuía a que no superase los 50 Kg en orden de marcha. Los cilindros también utilizaban una tecnología completamente nueva al estar fabricados en fundición recubiertos con un tratamiento de silicio, algo parecido al Nikasil que conocemos ahora.

Killinger und Freund

El motor no iba montado solidariamente a la rueda, ya que contaba con un embrague que permitía desconectar la rueda para parar. Además montaba una caja de cambios de dos velocidades con engranajes helicoidales que se accionaba mediante un pedal con reenvíos de cable.

La moto fue probada en la calle tras pasar el motos los convenientes test en bancada. Pero cuando el diseño estaba preparado para entrar en producción estalló la Segunda Guerra Mundial, con lo que se canceló su fabricación y la moto quedó almacenada en algún remoto lugar de Alemania. En 1945 fue descubierta por un destacamento del ejercito norteamericano. Por desgracia solo se conservan estas fotos del hallazgo, y tampoco se sabe nada sobre donde fue a parar esta moto.

Vía | Bike Exif
Más información | Killinger und Freund
En Moto22 | Megola, la moto de tracción delantera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos