Compartir
Publicidad
Publicidad

Gama Moto Guzzi V7, revisando el motor pequeño de la familia

Gama Moto Guzzi V7, revisando el motor pequeño de la familia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Moto Guzzi V7 volvió a la vida en 2008 y desde entonces ha mantenido bien alto el pabellón de su predecesora Moto Guzzi V7 Special y Sport de los años setenta que acabarían convirtiéndose en las famosas Moto Guzzi Le Mans, pero esta historia habrá otro momento para contarla. Ahora nos vamos a centrar en la última remodelación que le han hecho al motor pequeño de Moto Guzzi y a la moto que lo utiliza.

Porque estamos hablando de una auténtica moto retro con tecnología actual que tenía su mayor handicap en un propulsor más bien “soso” aunque cuando hicimos la prueba en Motorpasión Moto ese motor tan dulce fuera una de sus mayores ventajas. Ahora, buscando que el motor de 744 cc tenga una respuesta un poco más consistente también se ha aprovechado prar retocar unos cuantos detalles del modelo para seguir manteniéndolo en la línea tan interesante que tenía. Aunque a mi parecer, alguno de esos cambios no ha sido muy acertado al menos en la parte estética.

Motor Moto Guzzi original 100%

Moto Guzzi V7

A pesar de que el diseño original del motor bicilíndrico en uve a 90º transversal al sentido de la marcha fue diseñado en los años setenta, la marca italiana se ha mantenido fiel a él como otras marcas son fieles a su motor Bóxer o en uve a 45º ó a 90º. Aunque con el paso de los años todos estos motores han vivido remodelaciones que los han ido actualizando más o menos de manera acorde a los requerimientos de cada época. En Moto Guzzi hace años que todos sus motores van alimentados por inyección electrónica, pero en este caso la revolución ha sido pasar de montar un inyector por cilindro a utilizar un único inyector para ambos cilindros.

Así que ahora encontramos una unidad Magneti Marelli MIU3G de 38 mm de diámetro instalada en una posición central sobre la caja de cambios. Este inyector se sitúa en un conducto en forma de Y realizado en goma con nervaduras que acaba en unas toberas de 36 mm en la culata de cada cilindro. Además cuenta con una sonda lambda en cada uno de los conductos para asegurarse que la mezcla que llega a los cilindros sea correcta en cualquier circunstancia. Esta reforma no llega sola, ya que también se ha re-diseñado o simplemente aligerado el 70% de las piezas móviles del motor (en total unas 200) Quizá la otra parte importante que se ha modificado no sea visible, al haberse variado la altura libre de las culatas (Squish) y con ella la relación de compresión pasando ahora de 9,2 a 10,2 a 1. Todo esto permite que el motor rinda ahora 51 CV a 6.200 rpm en lugar de los 48,8 CV a 6.800 rpm que daba el modelo anterior, el par motor también ha aumentado hasta 58,02 Nm a 5.000 rpm por los 54,7 Nm a 3.600 rpm que daba antes.

Estéticamente el motor también cambia un poco al recibir ahora los cilindros un nuevo aleteado, y una culata, también aleteada con una nueva cubierta de la bujía (ahora en posición central) que oculta por completo el cable de esta e incluye el logo de Moto Guzzi en bajo relieve.

Pequeños cambios estéticos y algún otro detalle más

Moto Guzzi V7

El otro detalle que podemos apreciar a simple vista son las nuevas llantas de seis radios fabricadas en fundición. Este cambio de llantas de radios convencionales por otras de fundición permiten un ahorro de 1440 g en la rueda delantera y 860 g en la rueda trasera, lo que se traduce en una menor masa suspendida y mayor maniobrabilidad al reducir el efecto giroscópico. A cambio y según mi parecer, la moto pierde parte de su carácter clásico por una imagen un poco más actual.

El otro cambio significativo es que ahora el deposito de combustible de la Moto Guzzi V7 está fabricado en aluminio en lugar de en Polietileno. Así se han ganado unos cuantos gramos a la báscula y la capacidad llega a los 22 litros de gasolina. El tablero de instrumentos, claro recuerdo de los Veglia-Borletti de los años setenta pero sin sus problemas mecánicos, el asiento plano con la marca grabada en la parte trasera o los escapes cromados completan la imagen retro que se busca.

La gama incluye tres modelos

Gama Moto Guzzi V7

La gama 2012 de la Moto Guzzi V7 incluye tres modelos para 2012, la Moto Guzzi V7 (a secas) que se mantiene como modelo de entrada en la marca. Este modelo utiliza una horquilla delantera de 40 mm de diámetro y 130 mm de recorrido firmada por Marzocchi y común a toda la gama junto con unos amortiguadores Sachs ajustables en pre-carga que permiten un recorrido de 118 mm.

La Moto Guzzi V7 Special que es la única que mantiene las ruedas de radios con cercos de aluminio y presenta una decoración en dos colores.

Y la Moto Guzzi V7 Racer, que viene con unos amortiguadores traseros Bitubo WMT con depósito separado de gas, asiento mono plaza con colín y placas porta números, cúpula y pantalla, chasis pintado en color rojo y carrocería en cromo, unos cuantos detalles en aluminio pulido y el guardabarros delantero de forma más deportiva. Para completar esta edición limitada cada Moto Guzzi V7 Racer cuenta con una placa numerada en la tija superior.

A mi parecer este repaso que le han dado a la gama Moto Guzzi V7 viene a actualizar un modelo que no estaba teniendo todo el éxito que se merecía en el mercado, pero en esta actualización creo que se han perdido dos cosas que eran muy interesantes en la versión anterior, la docilidad del motor, que ahora parece que será un poco más “puntiagudo” y se pierde algo de la estética al reemplazar las ruedas de radios por otras de aleación, que pueden ayudar mucho en el manejo de la moto, pero creo que eso no es lo que busca el potencial usuario de una de estas motos. Espero que el precio de las nuevas versiones siga estando acorde con el de la anterior, que era de 8.636 € matriculación aparte.

Vía | Piaggio Press Más información | Moto Guzzi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos