Publicidad

Brough Superior Austin Four, hallada una superviviente

Brough Superior Austin Four, hallada una superviviente
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

A principios de los años 30 del siglo XX el sidecar era una de las opciones que más aceptación tenía entre las familias que gustaban de ir en moto. Además las tres ruedas estaban catalogadas en muchos países como una moto, con lo que evitaban pagar impuestos como un coche mientras ofrecían prestaciones en muchos casos superiores a las cuatro ruedas de la época. Algo así debió pensar George Brough cuando desarrolló la Brough Superior Four. Un curioso engendro con motor de coche que pretendía ampliar la fama de excelentes motos que se fabricaban bajo la marca de Brough Superior, las Rolls Royce de dos ruedas.

La idea era bastante interesante, puesto que cogía un motor de Austin Seven, cuatro cilindros en línea con culata plana y refrigeración líquida que rondaban los 750 cc, y lo adaptaba en un chasis Brough. Junto con el motor también venía la caja de tres velocidades y la salida de la misma, que en la moto acababa en un grupo reductor que movía dos ruedas situadas conjuntamente sobre el mismo eje y a menos de 12 pulgadas de separación. Con esta separación el señor Brough esperaba convencer a la ITV de la época para que no catalogasen su invento como coche y así pudiese escaparse de pagar impuestos.

Brough Superior Austin Four

En su momento la publicidad decía que los motores utilizados procedían de la fábrica de Austin, pero las malas lenguas cuentan que los mismos procedían de desguaces y habían sido reconstruidos en la fábrica Brough para su uso en la moto. La potencia que alcanzaban resulta desconocida, pero dicen los entendidos que era suficiente para alcanzar las 65 mph (104,60 km/h). Recordemos que estamos al principio de los años 30.

Por desgracia para el señor Brough no convenció a las autoridades de la época que lo cargaron con una buena cantidad de impuestos. Además su invento tenía bastantes problemas mecánicos, siendo el principal la refrigeración del motor, que no contaba con un radiador con suficiente capacidad de evacuación del calor que producía el motor. De aquel experimento sólo se fabricaron diez unidades. Las cuales pronto se convirtieron en el santo grial de los coleccionistas de motos.

Hasta hace unos días se pensaba que sólo habían sobrevivido ocho de estas Brough Superior Austin Four. Pero un afortunado hallazgo en Cornualles (Reino Unido) ha traído a la luz una nueva superviviente. Y como no podía ser de otra manera, en breve será subastada por Bonhams. El hallazgo se enmarca en la recuperación de la colección de Hubert Chantrey, un integrante del club Brough Superior que falleció no hace mucho. Al ir a su casa a recuperar la herencia de este señor se encontraron con un nutrido grupo de Brough Superior en bastante mal estado de conservación. Incluyendo la Brough Superior Four con motor Austin.

Los precios de la subasta se espera que no sean demasiado altos dado el estado en el que se encuentran las motos. En todas ellas habrá que invertir mucho tiempo y muchísimo dinero para devolverlas a su esplendor original. Pero toda esta historia nos muestra que todavía pueden quedar motos interesantes escondidas por el mundo. Sólo hay que buscarlas con tesón para conseguirlas. Otra cosa muy diferente es emprender la restauración de una de ellas.

Vía | Autoevolution Daily Mail UK
Foto vía | Wikimedia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios