Compartir
Publicidad

Rompe la barrera de los 200 caballos, con los Akrapovič para Kawasaki Ninja ZX-10R

Rompe la barrera de los 200 caballos, con los Akrapovič para Kawasaki Ninja ZX-10R
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Kawasaki ZX-10R es un pepino de primer nivel, pero como los de las motos somos así de especialitos nos encanta que nuestras monturas tengan ese cierto parecido a sus alter ego de competición. En este caso Akrapovič nos da la oportunidad de montarnos nuestra propia réplica de la moto de Jonathan Rea sobra la mayor de las Ninja.

El fabricante esloveno saca a la producción una línea de escapes que se divide en tres categorías en función de nuestras necesidades: Evolution Line, Racing Line y Slip-On. Desde líneas de escape enteras con colectores en titanio hasta sólo el silencioso, Akrapovič nos promete un aumento de potencia sustancial y reducción de peso para sacar el máximo rendimiento de nuestra deportiva.

Escapes para todos los gustos: Evolution, Racing y Slip-On

¡Hasta 16 caballos de potencia extra y una reducción de 5 kilos de peso!

El Akrapovič Evolution Line de carbono es el tope de gama, aumentará las prestaciones de tu amada Ninja al mismo tiempo que reduce el peso en unos buenos 5 kilos. Está fabricado en titanio ligero y rematado con un silencioso exagonal de fibra de carbono hecho a mano, material del que también se compone la abrazadera que lo sujeta.

Estos escapes están hechos siguiendo el mismo patrón con los que el año pasado Jonathan Rea ganó el título del Campeonato del Mundo de Superbikes, así que tiene mucha pinta de ser material de carreras pata negra.

Akrapovic

Con el Evolution Line completo que incluye colectores, la ganancia que se consigue es de unos 16 caballos y 7,7 Nm de par motor. Un extra de potencia considerable para destrozar la barrera de los 200 caballos que consigue el motor de serie de la Kawasaki.

Si quieres algo menos radical puedes decantarte por el Racing Line. Este sistema de escape completo está fabricado en acero mientras que el silencioso sigue siendo de carbono exagonal. También aseguran que hay un incremento de prestaciones, pero no anuncian de cuánto en este caso. Estos dos primeros escapes son para un uso en circuito, no están homologados.

Por último, tenemos la opción más asequible de todas: el Slip-On. Estos escapes sustituyen únicamente la parte final del sistema, sólo el silencioso, y lo reemplazan por uno de fibra de carbono o titanio con homologación EC. Aumentan ligeramente la potencia y reducen el peso en 4 kilos. Las piezas metálicas a la vista están realizadas en titanio.

Vía | Akrapovič

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio