Síguenos

Kawasaki ZX10R vs Audi RS6 ABT

¿Has estado alguna vez por Alemania? Conducir por estas tierras es una de las cosas que tienes que hacer al menos una vez en la vida. La primavera y el verano de este país – especialmente al sur – es lo más cercano al paraíso que haya visto. Una atmósfera increíble, pueblos de ensueño y la cercanía de los Alpes hacen de conducir por algunos tramos la mejor de tus vacaciones. Pero, romanticismo a un lado, lo que gusta, y mucho, son las Autobahnen repartidas por la geografía germana.

La primera vez que tuve el placer de usarlas fue hace unos meses utilizando la plataforma de coche compartido, Carpooling. Era de noche, llovía esporádicamente y hacía frío, y sin embargo en ningún momento el agarre se vio comprometido. No hace falta hablar sobre el ritmo del viaje, que bien podría dejarte la cuenta a cero en España. La infraestructuras de estas autovías no tiene parangón en nuestro país, plagadas de baches, asfalto resbaladizo y cuyos arcenes son sinónimo de suciedad y dejadez.

Para los amantes del motor hay algo casi más atractivo que cualquier pueblo de Baviera: el parque de vehículos que utiliza las autovías. Un escaparate internacional donde se citan algunos de los superdeportivos más queridos del mundo… y unas cuantas superbikes dispuestas a enseñar los dientes.

Desconozco cuantos piques de este calibre se verán a diario por estas carretera amparados en la legalidad, pero éste en concreto me ha llamado la atención. Pongámonos en modo Joe Bar un instante: te has comprado una pedazo de moto, te vas a la Autobahn más cercana a ver qué tal acelera, llegas a 299km/h… y de repente aparece ¡una berlina de color negro pasándote como un avión! (bajen el volumen de los altavoces)

No es una berlina normal, es un Audi RS6 ABT de 700cv… y con esa caballería dentro ni Too Fast Edi sería capaz de pillarlo, aunque me le imagino diciendo al del Audi, “Ah, ¿pero tú atacabas?”. En realidad el piloto del misil verde ya llevaba unos minutos de tira y afloja con la bestia alemana donde había quedado claro que nunca podría alcanzarle.

Nota: como a veces somos muy sensibles, recuerden que no estamos animando al personal para que salga a la M30 a picarse con un Fiat Panda troñeao… y que otros tramos del mundo sin limitación de velocidad, como carreteras de la Isla de Man, son considerados símbolos de “libertad” pese a ser muchas veces más peligrosos.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios