Compartir
Publicidad

El museo World Champions by 99 de Jorge Lorenzo por fin abre sus puertas

El museo World Champions by 99 de Jorge Lorenzo por fin abre sus puertas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevaba mucho tiempo soñando con ello y por fin lo ha conseguido. Jorge Lorenzo es un tremendo devoto de los deportes del motor (no sólo de MotoGP) tal y como demostró en su entrenamiento con un Mercedes de Fórmula 1, y le apasiona coleccionar objetos de los mejores pilotos del mundo. Durante años ha ido por el mundo intercambiando recuerdos y adquiriendo material que ahora ha reunido en un solo recinto.

Para rendirles homenaje a todos estos pilotos y que todos podamos disfrutarlo, esta semana Lorenzo ha inaugurado en Andorra la Vella el museo World Champions by 99. Cascos, guantes, monos y sobre todo mucha historia se encierran en los expositores de esta gran sala de 150 metros cuadrados dividida en tres zonas.

Una exposición de ídolos y rivales

Por una parte la zona de la Fórmula 1 recoge material de los mejores pilotos de todos los tiempos. Phill Hill, Gilles Villeneuve, James Hunt, Nelson Piquet, Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y especialmente Ayrton Senna, uno de los mayores ídolos del piloto balear. Del fallecido astro brasileño se exponen un volante, un mono y un casco como protagonistas de la sala. En otra zona específica Michael Schumacher tiene su espacio, con una equipación íntegra del alemán, desde el casco a las botas.

La sala de MotoGP es la segunda parte y allí podremos contemplar piezas que pertenecieron a históricos como Barry Sheene, Wayne Rainey, Kevin Schwantz y también hay sitio para rivales directos de Lorenzo a los que respeta profundamente como Valentino Rossi, Marc Márquez o Casey Stoner.

World Champions By 99 Jorge Lorenzo

Pasando a la última sala nos encontraremos la joya de la corona de este World Champions by 99: la Yamaha YZR-M1 con la que Jorge Lorenzo se proclamó Campeón del Mundo de MotoGP en 2015 tras el Gran Premio de Valencia. Aquí se recogen también los mejores recuerdos del mallorquín desde la tierna edad de 10 años.

Así que ya sabes, si a partir de ahora pasas por Andorra tienes una cita obligada en el museo de Jorge Lorenzo, donde también podrás disfrutar tomándote algo en el bar temático, comprar algo de merchandising o probar tu habilidad en los simuladores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos