Compartir
Publicidad

Cuando muera, no deseo ataúd, quiero que todos me vean sentado en mi motocicleta

Cuando muera, no deseo ataúd, quiero que todos me vean sentado en mi motocicleta
Guardar
16 Comentarios
Publicidad

El título no es literal pero algo muy parecido ha sido la última voluntad del delincuente puertorriqueño David Morales Colón, de 22 años. Hace dos semanas fue asesinado por sicarios en Santurce, Puerto Rico, y tal era su amor por su moto, una Honda CBR600F pintada con los colores de Repsol, que pidió que fuese velado montado en ella.

Y no cortos ni perezosos se fueron los familiares a la funeraria Marín, los cuales fueron los encargados de colocar al difunto encima de la moto. Y tengo que reconocer que lo han logrado con creces. Lógicamente, el cadáver fue visitado por innumerables curiosos que se acercaron hasta allí sólo para ver si era cierto. Sólo hay que ver a la niña de la foto con la cámara en mano

Según me comentaba Luis, incluso pidió que sus cenizas fuesen esparcidas en el Circuito de Montmeló, pero me parece que al final no lo pudieron llevar a cabo y fue enterrado. Eso si, esta vez sin la moto.

Yo me considero un apasionado de todo lo que huele a gasolina y tiene dos ruedas, pero no sé si llegaría a estos extremos. Al menos, ya le puedo decir a mi mujer que hay gente más loca que yo. ¿Alguno de vosotros llegaría a estos extremos?

Gracias Chimera por la pista, o mejor dicho, por la pequeña película de miedo…

Vía | El Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos