Compartir
Publicidad
Publicidad

Este neumático blando no agarra nada

Este neumático blando no agarra nada
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Cuantas veces confiamos nuestra seguridad y la de nuestra moto a un neumático ultrablando High-Sport-Racing o como queráis llamarlo, que tiene tacto de chicle en cuanto le clavamos la uña y aspecto de agarrarse al asfalto como una lapa.

En principio esta premisa es correcta pero intervienen otros muchos factores que alterarán el comportamiento del neumático, la presión, el perfil, la deformación, tipo de asfalto, etc… todos estos factores los podemos tener más o menos controlados pero hay uno fundamental que no solemos tener en cuenta. Este es el rango de temperatura en el que trabaja óptimamente esa goma.

caida scooter

Una de las palabras más feas que conozco es histéresis y da nombre al efecto que hace que el neumático apoyado sobre una superficie rugosa como es el asfalto “abrace” las irregularidades de manera asimétrica es decir lo que conocemos como adherencia. A este fenómeno se debe que un neumático blando tenga mejor agarre que uno duro. Pero aquí es donde interviene de manera fundamental la temperatura a la que ese neumático está trabajando.

Y es que a cada neumático le corresponde un rango de temperatura de funcionamiento óptimo. Las ruedas ofrecen una adherencia máxima a una temperatura, o en un rango de temperaturas determinada. El agarre aumenta con la temperatura del neumático hasta una adherencia máxima y luego disminuye, a menudo al mismo tiempo que nos quedamos en las lonas, si la temperatura continua aumentando.

neumático azulado

La temperatura de un neumático aumenta en función de los esfuerzos mecánicos a los cuales está sometido, acelerar, frenar, tomar curvas, son numerosas las acciones que aumentan la temperatura de un neumático. De forma general, los neumáticos blandos tienen un rango óptimo más pequeño y a temperatura más elevada que un neumático de goma dura que tiene un rango más amplio a una temperatura menor.

Por lo tanto una goma dura, si está a la temperatura adecuada, puede ofrecer tanta o más adherencia que una blanda trabajando demasiado fría. Para que os hagáis una idea un neumático de circuito tipo slick trabaja correctamente en un rango de temperatura entre 75º y 95º si no tiene esa temperatura tienes riesgo de caerte sin aviso de ningún tipo o si se pasa de esa temperatura empieza a deslizar y deteriorarse anormalmente.

Fotos | Debates de motos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos