Compartir
Publicidad
Publicidad
Así es la frenada de emergencia en moto: todo lo que debes saber y practicar para mantenerte a salvo
Seguridad

Así es la frenada de emergencia en moto: todo lo que debes saber y practicar para mantenerte a salvo

Publicidad
Publicidad

Aunque parezca que eso no puede pasarte a ti, la verdad es que todos los que montamos en moto algún día, más tarde o más temprano, tendremos que enfrentarnos a algún imprevisto ante el que deberemos reaccionar con reflejos de ninja y detener nuestra moto en el menor tiempo posible. La maniobra se denomina frenada de emergencia y su correcta ejecución es la diferencia entre una anécdota y un accidente.

Porque sí, las motocicletas son grandes aliadas a la hora de ahorrar tiempo en nuestros desplazamientos o disfrutar al máximo de nuestros momentos de ocio, pero la realidad es que sólo cuentan con dos ruedas y tenemos que saber utilizarlas de la mejor manera posible.

La frenada de emergencia como elemento de seguridad

En el vídeo que precede a estas líneas podemos ver cómo un conductor de moto novel en Inglaterra se marca un desafortunado front flip al clavar los frenos de su Honda entre el tráfico urbano. Puede parecer un vídeo simpático, pero no lo es ni mucho menos, y denota una clara falta de experiencia a los mandos de su moto. Además no lleva guantes, así que va a tener un bonito recordatorio.

No estamos hablando de que para frenar correctamente tengas que ser un piloto de MotoGP o te dediques a hacer stunt por la vida, hablamos de tener las herramientas apropiadas para saber reaccionar ante situaciones peligrosas sin acabar por los suelos o empotrado contra otro vehículo. Así que vamos a hacer un pequeño repaso sobre los elementos que debemos considerar.

Valentino Rossi Motogp Aragon 2017 3

Desde que ha llegado la normativa Euro 4 a nuestras vidas los sistemas de ABS o frenada combinada (según la moto) son obligatorios en todas las motos nuevas, lo que ha potenciado enormemente la seguridad a la hora de ponernos tras el manillar, pero aun así hay que saber frenar. Más aún si tu montura no lleva equipado ninguno de estos sistemas.

Cuando nos sacamos el carnet A, A1 o A2 nos enseñan a hacer algunas maniobras, pero ni de lejos se aproximan a la realidad de lo que puede ser una frenada de emergencia en un entorno real. Por eso es absolutamente fundamental que una vez que tenemos nuestra flamante moto dediquemos un tiempo a conocerla y a familiarizarnos con ella en situaciones anormales.

Practica todo lo que puedas, conoce tu moto

Más o menos cerca de donde vives seguro que hay un aparcamiento más o menos en desuso (aunque sea a ciertas horas) donde poder practicar algunas operaciones. Allí, sin molestar a nadie y con dos dedos de frente, podemos empezar a conocer nuestras reacciones y las de nuestra moto a la hora de ejecutar maniobras atípicas.

La teoría seguro que te la sabes bien. En situaciones normales frenamos con el freno delantero y con una fuerza progresiva sobre la maneta derecha. Sí, correcto, pero ante una frenada de emergencia las cosas cambian, no tenemos tiempo para ser tan progresivos como nos gustaría, así que hay que actuar de forma diferente.

Ducati Scrambler Desert Sled 2017 005

Si de golpe apretamos la maneta a muerte estaremos comprometiendo la estabilidad del vehículo. Las fuerzas físicas tienen un proceso lógico y si transferimos toda la energía de golpe al tren delantero, tanto el equipo de frenos como la horquilla y el neumático pueden atragantarse y provocar un bloqueo de la rueda o el levantamiento de la rueda trasera.

Para evitarlo podemos ser contundentes pero progresivos, pero más importante aún es apoyarnos sobre el freno trasero. ¿Por qué? Muy sencillo. Al comenzar la frenada con el freno trasero, aunque sea una décima de segundo antes estaremos estabilizando el conjunto. Al tirar de la moto hacia atrás y comenzar a frenar con el delantero no habrá tanta transferencia de peso, frenará más "plana" y la dirección será más estable, además de evitar el levantamiento del tren posterior.

Pilotos Hrc His 0104

Ojo, que esto no quiere decir que tengamos que delegar gran parte de la responsabilidad sobre el freno trasero. Tiene una menor capacidad de frenado y gran parte de la fuerza seguirá sobre el delantero, pero su ayuda es realmente considerable.

Puedes comprobarlo frenando en línea recta sobre el pedal derecho y poco a poco realizar frenadas más contundentes a velocidad constante con el delantero. Si haces la prueba con referencias y marcas verás que no sólo la distancia de frenado se reduce, sino que también se aumenta la sensación de control.

Kymco Grand Dink 125 2016 6

Para reforzar la estabilidad, prueba también a sujetar la moto con los talones y las rodillas apretando contra ella. De esta manera cargamos menos peso sobre el manillar al frenar y no sobrecargamos la dirección reforzando nuestra capacidad para mantenerlo todo bajo control.

Es muy importante no confiar en que vamos a saber clavar los frenos cuando lo necesitemos si nunca lo hemos practicado, tengamos ABS o no. Los sistemas antibloqueo tienden a alargar la frenada cuando entran en acción para no bloquear la rueda, así que saber cuándo actúan y cuánto espacio necesitas para detenerte es muy importante. Y si no llevas ABS, más importante aún es saber cómo reacciona tu moto.

Controla el entorno

Bmw G 310 R 2017

Lo hemos dicho ya infinidad de veces, pero nuestra capacidad para controlar el entorno es determinante a la hora de realizar una conducción segura. Anticiparnos a cualquier imprevisto que se nos pueda cruzar, especialmente en el tráfico urbano, condicionará nuestra capacidad de reacción.

A la hora de conducir nuestra moto es mucho más importante lo que pasa lejos de nosotros más que lo que está inmediatamente delante. Tenemos que mantener la mirada constantemente en el punto más lejano posible y al mismo tiempo prestar atención a lo que pasa detrás nuestro. Ninguno quiere hacer una frenada de emergencia y que el que viene por detrás nos lleve por delante.

Honda X Adv 2017 Prueba 010

Todo esto pasa por la poco respetada distancia de seguridad. Este concepto reza que debemos guardar una distancia con el vehículo que nos precede suficiente como para detenernos en caso de imprevisto sin colisionar.

Para automóviles en condiciones de asfalto seco se suele establecer la regla del cuadrado, multiplicando la primera cifra de la velocidad a la que circulamos por sí misma (50 km/h: 5 x 5 = 25 metros, 120 km/h: 12 x 12 = 144 metros), y el doble para el asfalto mojado. En la práctica sobra decir que prácticamente nadie respeta estos mínimos, pero lo mejor es no ser un ansias y utilizar el sentido común.

Kymco Agility City 125 2016 012

Si llevamos a alguien muy pegado a nuestra espalda (ya sea coche, moto, furgoneta, camión...) y estamos en una situación potencialmente peligrosa podemos dar unos toquecitos mínimos al freno para encender y apagar la luz de freno y alertar al que llevamos comiéndonos el culo para que se separe un poco.

Cursos

Suzuki Gsx R1000 2017 Accion 019

De la misma manera es importante no sólo hincharnos a hacer rutas y usar la moto para ir a trabajar o hacer recados. De vez en cuando, sea cual sea tu tipo de moto, es realmente productivo hacer un curso en circuito, así podremos conocer las reacciones de nuestra moto a la hora de acelerar, frenar o girar en un entorno seguro y tutelado por monitores experimentados.

Los cursos de conducción segura como los que imparte Honda en su Instituto de Seguridad también podrán abrirte los ojos a un mundo de seguridad quizá hasta ahora desconocido. Ten en cuenta que con sólo una vez que pongas en práctica lo aprendido seguramente ya hayas amortizado de largo el coste del curso, además de ahorrarte un disgusto en el que nunca nos gusta vernos.

Michelin Pilot Power Rs 2017007

Lo más normal del mundo es entrar en pánico ante una situación peligrosa y clavar los frenos. La mejor solución para eso es estar preparados y utilizar el instinto y la memoria muscular. Práctica y repetición serán tus mejores aliadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos