Compartir
Publicidad
Publicidad

Yamaha T-Max 2012, la reina que se renueva lo justo

Yamaha T-Max 2012, la reina que se renueva lo justo
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habéis sido muchos los que pedíais que hablásemos de la Yamaha T-Max 2012 mientras estábamos comentando la otra novedad del sector que es la BMW C 600 Sport y BMW C 650 GT. Y por fin vuestros deseos se van a ver cumplidos. La Yamaha T-Max lleva nada menos que diez años en el mercado y en este tiempo ha sido la reina indiscutible de los Scooter de gran cilindrada con orientación deportiva. De hecho hay mucha gente que la utiliza para curvear por sus buenas características dinámicas. Veremos ahora que tal le sienta a su reinado la llegada de las nuevas BMW.

La idea principal que nos presenta Yamaha con esta remodelación es que quieren mantener el espíritu deportivo de la moto pero aspiran a que esta sea aún más la referencia en el mercado. Desde un principio se ha apostado por tener un Maxi-Scooter que sirva para el uso diario entre semana y que los fines de semana permita hacer escapadas para liberar algo de adrenalina. La enseña en estos diez años ha sido que el Yamaha T-Max sea una moto deportiva con la funcionalidad de un Scooter. Y si nos fijamos en los números de ventas parece que lo han conseguido en este tiempo.

Más potencia con un nuevo motor

Yamaha T-Max 2012

¿Y como se consigue todo esto sin tener que hacer un motor nuevo por completo? Pues retocando todas las piezas móviles interiores, de manera que sean más ligeras y duraderas. Así tenemos un motor bicilíndrico paralelo de cuatro tiempos y de 530 cc. Las culatas siguen siendo DOHC y la transmisión sigue utilizando el sistema CVT (Transmisión Continua Variable) Los pistones son ahora de aluminio forjado con un rebaje para las válvulas. La cámara de combustión cuenta con un diseño nuevo más optimizado y los árboles de levas también han sido re-diseñados. También se ha retocado el sistema de equilibrado para evitar que se pierda potencia por esa zona. Para esto el alojamiento en el que están situados los contrapesos cuenta ahora con unos agujeros de ventilación que evitan el efecto bombeo de su movimiento. Este mismo sistema se ha utilizado en el cárter para evitar que el cigüeñal se vea frenado por el aire al moverse este.

¿Y esto en que se nota? Pues según Yamaha se nota en la franja que va desde los 40 km/h a los 90 km/h porque el Scooter acelera con más limpieza y contundencia. Otra parte re-diseñada son los conductos de admisión y escape, siendo los primeros ahora de una resina plástica y de 34 mm de diámetro en la zona de las mariposas y un nuevo sistema de inyección de combustible. El escape se ha alargado y se le ha instalado un nuevo silencioso.

El cárter también se ha re-diseñado, junto con el sistema CVT que ahora cuenta con nuevas relaciones de cambio y un nuevo sistema de refrigeración de la correa. La transmisión secundaria ahora es por correa, un sistema novedad mundial según Yamaha. Así no hay perdidas por holguras y la correa fabricada en aramidas (Kevlar es la marca comercial) permite una mejor conexión entre lo que pasa en la rueda trasera y el mando del conductor.

Chasis de aluminio, suspensiones deportivas y frenos acordes

Yamaha T-Max 2012

La otra mejora significativa en el Yamaha T-Max está en el chasis de aluminio inyectado que permite una rigidez y reparto de pesos muy parecido al de una moto. El motor va montado de manera rígida en el chasis mediante unos anclajes de acero y el depósito de 15 litros también se sitúa en una posición baja para permitir un centro de gravedad aún más bajo.

En total el peso se ha reducido en 4 kg, quedando ahora en 217 kg en orden de marcha. La parte que más contribuye a este ahorro es el nuevo basculante trasero también de aluminio inyectado en dos mitades independientes. Los tensores de cadena (bueno de correa) utilizados ahora son similares a los de cualquier otra deportiva de la marca.

El equipo de frenos utiliza un doble disco delantero de 267 mm de diámetro mordidos por pinzas de 4 pistones ya conocidas en la T-Max y detrás encontramos un disco de 282 mm de diámetro. Y también tenemos disponible un ABS opcional. Las ruedas ahora son de aleación con cinco radios.

Diseño más agresivo

Yamaha T-Max 2012

La estética también se ha revisado un poco, siendo ahora algo más agresiva, pero conservando las señas de identidad del modelo. El frontal ahora ofrece más espacio para el tablero de instrumentos que también se ha renovado. Los retrovisores ahora producen menos turbulencias y vibraciones. Los faros siguen la línea del modelo anterior, aunque ahora son un poco más pequeños y utilizan unos sub-reflectores ligeramente más pequeños. Debajo de los faros encontramos los intermitentes también de formas angulosas. Así el Yamaha T-Max mantiene un “rostro” conocido. La pantalla es regulable en dos posiciones y a pesar de ser un poco más pequeña que en el modelo anterior mantiene la protección aerodinámica al mismo nivel. Por último la luz trasera con tecnología LED está inspirada en las motos deportivas de la marca.

La línea lateral sigue la forma de Bumerán que va desde la parte trasera hasta la delantera. El carenado envolvente proporciona la máxima protección del conductor y a la vez permite que este se mueva con la moto para aprovechar todas sus virtudes deportivas. El espacio del pasajero también ha recibido algún retoque mejorando las asas de sujeción, los reposapies plegables y los paneles laterales.

Acompañando a la Yamaha T-Max hay toda una gama de complementos para hacerla aún más utilitaria. Estos complementos van desde una bolsa que se encaja en el hueco entre las piernas, un soporte para GPS o unas maletas de diferentes tamaños para situar sobre la parrilla trasera y aumentar la capacidad de carga. También se puede instalar un respaldo para el pasajero o una funda para proteger al conductor de las inclemencias del tiempo que combina con los puños calefactables.

La Yamaha T-Max 2012 estará disponible en colores Sonic Grey, High Tech Silver, Midnight Black, y Competition White. El precio final todavía está por confirmar, pero como ya hemos hablado en estas semanas, el mercado de las Scooter deportivas de gran cilindrada está en plena efervescencia y son varios los candidatos que optan a conseguir la corona que hasta ahora estaba en posesión exclusiva de la Yamaha T-Max.

Tras el cuadro de características técnicas podéis encontrar la galería de imágenes y un par de vídeos de la Yamaha T-Max, disfrutadlos mientras hacemos gestiones para poder comparar lo que nos ha traído el Salón EICMA de Milán 2011.

Yamaha T-Max 2012

Yamaha T-Max 2012

  • Motor:
    • Tipo: Bicilíndrico en paralelo DOHC refrigerado por líquido
    • Cilindrada: 530 cm³
    • Potencia max. Dec.: 46,5 cv a 6,750 rpm
    • Par max. Dec: 52,3 Nm a 5,250 rpm
  • Transmisión:
    • Embrague: CVT
    • Transmisión final: Por correa
  • Suspensiones:
    • Delantera: Horquilla hidráulica
    • Trasera: Basculante doble brazo en aluminio
  • Frenos:
    • Delantero: Doble disco de 267 mm de diámetro, pinzas cuatro pistones
    • Trasero: Disco de 282 mm de diámetro
  • Ruedas:
    • Delantera: 120/70 R 15
    • Trasera: 160/60 R15
  • Dimensiones:
    • Longitud total: 2.200 mm
    • Distancia entre ejes: 1.580 mm
    • Altura asiento: 800 mm
    • Depósito de combustible: 15 litros
    • Consumo medio no declarado
    • Peso en orden de marcha: 217 kg
  • Precio: Por confirmar

Yamaha T-Max 2012, detalles del nuevo modelo


Yamaha T-Max 2012, anuncio de televisión


Vía | Yamaha Press
Fotos EICMA | Miki Viñola - MK Art Productions

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos