Compartir
Publicidad

MotoGP España 2014: Romano Fenati, el enésimo heredero de Valentino Rossi

MotoGP España 2014: Romano Fenati, el enésimo heredero de Valentino Rossi
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace ya unos cuantos años, hemos visto como el motociclismo italiano ha ido buscando un sutituto para el, por otra parte, insustituible Valentino Rossi. Muchos han sido los señalados como su heredero natural, desde Andrea Dovizioso a Andrea Iannone, pasando por Marco Simoncelli, quizás el que más cerca ha estado, más por su forma de ser que por sus logros (desde luego brillantes) dentro de la pista. Pues bien, desde hace ya un par de años se escuchó también el nombre de Romano Fenati como una gran promesa, y parece ser que es en este en el que se va a vislumbrar el verdadero potencial del piloto italiano.

Ojito, seamos serios, lo de Valentino es difícil de conseguir no sólo para un italiano, porque su huella va a ser profunda, pero sí que no estaría mal ver a otro piloto transalpino que diera guerra. Ayer en el circuito de Jerez vimos a un Romano que hizo un auténtico carrerón, ganando con tranquilidad en una carrera de locura, y por lo visto hasta ahora, no ha sido casualidad, ya que lleva creciendo esta temporada gran premio a gran premio, como ahora os recordaré. Vaya por delante que a mí, personalmente, me gusta Fenati.

Pero empecemos por el principio, que no está muy lejano, ya que Romano irrumpió en el mundial en el año 2012, y lo hizo de manera deslumbrante, consiguiendo la pole y la segunda plaza en carrera en la primera cita de Catar. Por si esto fuera poco, en la segunda, que fue precisamente en Jerez, conseguía su primera victoria y empezábamos a ver titulares como el que yo mismo os he puesto en este artículo. Pero a partir de ahí, la estrella de Fenati se apagó un poco, cosa que no extraña teniendo en cuenta que padecía pilotando una FTR Honda. De todas formas, firmaría una temporada muy digna, consiguiendo dos podios más: un segundo en Mugello y un tercero en San Marino, y acabando sexto en el campeonato.

En 2013, la cosa se puso más que fea, ya que se mantuvo fiel a Honda, y básicamente se cavó su propia tumba, porque esa moto no andaba mucho que digamos. Así, sufrió en una temporada sin pena ni gloria, en la que para que os hagáis una idea, su mejor resultado fue un quinto puesto conseguido en el circuito de Motegi. Acabó siendo décimo en el campeonato y sabiendo que estaba desaprovechando su talento. Afortunadamente, se cruzo en su camino Rossi para ofrecerle un plan que no podía rechazar: equipo del propio Vale y contando con una deseada KTM de pata negra no, lo siguiente. ¿Quién podría resistirse?

Bien es cierto que, justo ahora, Honda ha hecho una moto competitiva para Moto3, pero me da a mí que Romano no lamenta su decisión. El caso es que su debut en este 2014 con el Sky Racing by VR46 Team fue decepcionante, y yo mismo lo señalé como una de las claves de la carrera. Estaba en un circuito que se le da bien, con la moto soñada y consiguió tan sólo la duodécima posición. No sabremos nunca si le pudo un poco la presión de tanto foco centrado en su actuación o simplemente tuvo un mal día, pero a partir de ahí ha demostrado su casta.

Lo hizo en Austin, donde se marcó una espectacular remontada que nos tuvo en vilo durante la carrera, y llegando a alcanzar la segunda posición, tan sólo superado por él hasta ese momento inalcanzable Jack Miller. Pero ahí no se ha detenido su progresión, ya que en el Gran Premio de Argentina se llevó la carrera en una actuación increíble. Fue dura, peleada, y arriesgó hasta el punto de tocarse con todo el que pasaba por allí para hacerse con la victoria. ¿Al límite? A mí personalmente me gusta esa actitud.

Y ahora, le vimos ayer una carrera también peleada y luchada, pero donde supo ser el más inteligente y estar primero cuando los otros empezaban a pelearse. No se arrugó, no se abstuvo de entrar en batalla, pero a la hora de la verdad fue el más listo y consigue, por una parte, la segunda victoria de la temporada, y por el otro, acercarse al reino de un Miller que parecía intocable.

Vamos a ver, no soy tan inocente, ya sé que no es el nuevo Valentino, que de ese sólo habrá uno, pero esta claro que puede ser el año en el que la promesa pase a ser realidad, y sea visto como uno de los pilotos a tener en cuenta en los próximos años. De momento, el camino parece el acertado y su actitud encima de la moto a mí me encanta. Seguiremos los pasos de Romano, a ver si de verdad cumple todo lo que promete en esta temporada. De momento, su mejora es incuestionable.

Foto | MotoGP En Motorpasión Moto | Gran Premio de España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio