MotoGP Catalunya 2010: Viendo la carrera desde el coche de la organización 4/4

MotoGP Catalunya 2010: Viendo la carrera desde el coche de la organización 4/4
6 comentarios
HOY SE HABLA DE

Como imagino que todos sabréis en todos los circuitos del mundial existe una pista por la que los vehículos de asistencia pueden llegar a cualquier lugar del circuito en el que sea necesaria su presencia, esa pista de servicio también sirve para que coches de la organización puedan recorrer el circuito con sus invitados y en esta ocasión y gracias a las gestiones del Sr. Norihiko Kato del Repsol Honda Team fuimos afortunados al poder ver la carrera de Moto GP desde uno de estos coches y así poner la guinda a este fin de semana de carreras.

Nada más acomodarnos con nuestros acompañantes y presentarnos a Laura la chofer del coche, pusimos rumbo al final de recta de meta en el Circuit. Algunas de las tribunas de esta parte del circuito se veían un poco vacías ya que la asistencia en esta ocasión rondó las 80.000 personas unas 30.000 menos que en la pasada edición, no se si sería por la falta de Rossi o por la crisis, que cada cual saque sus conclusiones.

Fotografo en la carrera de MotoGP

Es impresionante poder ver a los pilotos de Moto GP pasando tan cerca con un ruido ensordecedor y el inicio de la ruta comenzó con muy buena impresión, ya que enseguida observamos que había zonas completamente ocupadas por los fotógrafos intentando sacar las mejores fotos de la carrera. Además también de vez en cuando, podíamos ver a "gente de las carreras" siguiendo en directo la prueba desde diferentes puntos del interior del circuito, como Cardus, Vico o la familia Nieto casi al completo, lo que nos llevaba a pensar que es un lugar privilegiado donde ver la prueba.

Y efectivamente así fue, por que parece mentira pero esa misma curva que habíamos visto antes en Moto2 ahora a pie de pista parecía completamente diferente y se podían apreciar detalles que antes pasaban desapercibidos. Como por ejemplo a final de la recta de meta cuando los pilotos empiezan a frenar a muchos de ellos se les levanta la rueda trasera con facilidad, justo con la primera presión sobre la maneta de freno, por supuesto con gran naturalidad y sin ningún susto por parte del piloto.

Tribuna del Circuit

Continuando con nuestra ruta ya no sabíamos donde mirar, por que igual de espectacular era ver la carrera en sí, como mirar al público y fijarse con que pasión seguían la evolución de la prueba las miles de personas que en algunos lugares del circuito se concentraban. En cuanto se produce un accidente o salida de pista el camino de servicio por el que transitábamos se cierra y solo pueden pasar por ella los vehículos de asistencia hasta que la situación de carrera vuelve a la normalidad y se vuelve a abrir la pista.

Del coche no se puede salir a pista y yo ya tenía el cuello como una jirafa de sacar la cabeza por el techo solar para no perderme nada, muy curiosa fue la situación cuando al pasar a escasos metros de un tribuna en la que no había en ese momento ningún piloto en pista, todas las miradas se fijaron en nosotros y empezó el habitual cachondeo de silbidos y gritos como: ¡adineraadoooosss¡. Cuantas veces he vivido esta misma situación pero siempre desde el otro lado, ahora comprendo que no por que se vaya en esos coches tienes que ser rico perdido, o conmigo han hecho una excepción, sino que simplemente tienes que tener un golpe de suerte como yo, o los contactos necesarios para ser invitado.

Por otro lado me impresionó muchísimo un lugar en concreto del Circuit situado entre la curva de la Caixa y la zona del estadio, te sientes rodeado por todos los lados de miles y miles de personas sentadas en sus tribunas y entre ellas y nosotros solo está la pista y los pilotos realizando unas tumbadas increíbles. Tuvimos la suerte de ver en esa zona las últimas vueltas de la carrera y el paseo de Jorge Lorenzo en la vuelta de honor con todos sus seguidores celebrando la victoria.

En definitiva un fin de semana irrepetible, que nunca se nos borrará de la memoria.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio