Compartir
Publicidad
Publicidad

Especial gama Bimota: se suceden las vueltas en Albacete

Especial gama Bimota: se suceden las vueltas en Albacete
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vuelta, dos vueltas y a la tercera ya me han doblado los especialistas de las revistas. No me importa, estoy disfrutando de lo lindo, rodando a un ritmo cada vez más alto y olvidando los nervios que sentía cuando salía pista. Solo deseo que los 15 minutos de la tanda no se acaben nunca.

Con el paso de los minutos voy cogiendo confianza, voy entrando más rápido en las curvas y sintiendo como la Bimota DB7 no parece que vaya a mostrar su rebeldía nunca. A la salida de las curvas puedes abrir gas con fuerza al mismo tiempo que levantas la moto, y el chasis se encarga de que todo en la moto se comporte a las mil maravillas, siguiendo la dirección que le marcamos en todo momento. El chasis es una mezcla entre tubos ovales y pletinas de aluminio mecanizadas, que le dan a la DB7 una estabilidad y buen comportamiento imposible de encontrar en otra superbike por el estilo.

Bimota DB7

Los 160 caballos del motor bicilíndrico de la Ducati 1098 se entregan desde la parte baja del cuentarevoluciones digital con contundencia, y lo que es más importante, sin baches de ningún tipo. En la recta veo como el cuentakilómetros supera los 215 kilómetros por hora, y llega de nuevo el momento de frenar. La DB7 te permite entrar pasado en la curva, ya que su excelente equipo de frenos y suspensiones está a un nivel tan alto que es capaz de hacerse cargo de todo, que corrijas la trayectoria, que frenes dentro de la curva y que aun así sigas por el sitio correcto. Es una moto mucho más fácil de llevar que cualquiera de las japonesas que he conducido (que no pilotado) y eso es principalmente por varios motivos. Por un lado está el chasis multitubular, una auténtica obra de arte que permite todo tipo de diabluras a los mandos de la DB7. Por otro lado, el uso del titanio en el escape, las llantas ligeras desarrolladas por Bimota y la carrocería completa de fibra de carbono hacen que el conjunto pese solo 170 kilos en seco, y esa ligereza se nota cuando ruedas en pista, ya que la moto recuerda más a una 125 deportiva que a una superbike de 1000 centímetros cúbicos.

Bimota DB7

La posición de conducción es todavía más radical que en mi Ducati 749. Llevas los brazos muy bajos, las piernas retrasadas y altas y casi vas acostado sobre el depósito. En poco tiempo mi baja forma física empieza a hacer mella, y los 34 grados que marcaba el termómetro cuando salí a pista hacen que los chorros de sudor comiencen a empapar mi camiseta de Ducati Mecánica (no tengo ninguna de Bimota). A pesar del cansancio decido seguir, mientras que otros probadores paran en boxes para poner a su gusto las suspensiones de la moto, que dispone en la horquilla de 32 puntos de ajuste en extensión y 13 en compresión. En la parte trasera, un amortiguador Extremetech 2v4 permite hacer ajustes tanto en compresión como en extensión y en precarga del muelle sin modificar la altura de la moto, y de esta forma ajustarse completamente a las necesidades del piloto y las características de la pista o la carretera en la que vayamos a rodar.

Mañana se acaba nuestra sesión Bimota...por ahora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos