Compartir
Publicidad

Probamos EatSleepRIDE, la aplicación social y de ayuda para motoristas

Probamos EatSleepRIDE, la aplicación social y de ayuda para motoristas
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos tenido la oportunidad de probar durante unos días la aplicación canadiense EatSleepRIDE, en el que las redes sociales se une al guardián que nos puede ayudar si por desgracia y tras un accidente quedamos heridos en alguna carretera con poco tránsito o fuera de la vista del resto de conductores.

Para que os hagáis una idea y salvando las distancias, guarda ciertas similitudes con la aplicación WeRide de la que ya hablamos aquí en cuanto a la parte social aunque está implementa el módulo de ayuda en caso de emergencia y que da buena cuenta de los usos que les podemos dar hoy en día a los smartphones.

EatSleepRIDE, la parte social

EatSleepRIDE

La parte social de la aplicación EatSleepRIDE nos permite interaccionar con otros motoristas y compartir con ellos desde mensajes, contenido multimedia como fotos y vídeos, rutas, etc. Nos muestra la localización de los amigos en ruta, por si se encuentran cerca de nosotros, o rutas que otros usuarios hayan compartido y que podemos descubrir.

Otra posibilidad con esta aplicación es la de poder grabar nuestras propias rutas y sobre ellas, EatSleepRIDE nos ofrecerá datos adicionales como la distancia recorrida, tiempo empleado, altimetría, velocidad, ángulo de inclinación y, por supuesto, la ruta realizada.

EatSleepRIDE

Para los momentos de “asueto” como me gusta decir, podemos seguir informados de la actualidad, tanto de la competición como de las noticias diarias sobre el mundo de las dos ruedas. O incluso invitaciones a eventos exclusivos por pertenecer a la red social de EatSleepRIDE.

Su inconveniente ahora mismo es que como la aplicación ha sido lanzada hace poco y es canadiense, hay muchos usuarios de allí y americanos pero pocos europeos aunque ira poco a poco aumentando a medida que se vaya conociendo la aplicación y se exporte a otros sistemas operativos. De momento únicamente está disponible en formato iOS para iPhone aunque la versión Android está en fase de desarrollo.

EatSleepRIDE

También y por lo que he visto, sólo está en inglés pero me imagino que también a medida que amplíe fronteras estará también disponible en el idioma de Cervantes, para que la navegación sea todavía más sencilla e intuitiva.

EatSleepRIDE, el Ángel de la Guardia CrashLight

EatSleepRIDE

Como paquete opcional, el usuario puede disponer previo pago del módulo CrashLight que velará por el motorista cuando circule por la carretera y detectará si este ha sufrido un accidente para dar aviso a uno o varios de los contactos prefijados.

La utilización de CrashLight es muy sencilla. Tras configurarla podremos introducir hasta tres números de teléfono a los que avisar en caso de emergencia, y a partir de aquí él teléfono estará atento a lo que pueda ocurrir. Gracias a una serie de algoritmos desarrollados tras pruebas con motoristas y simulaciones de accidentes, además del uso de los acelerómetros del teléfono, sabrá si se ha producido un accidente y tras 180 segundos en los que podremos cancelar la alarma, lanzará un SMS a nuestros contactos con las últimas coordenadas de GPS conocidas con el fin de que puedan enviarnos los servicios de emergencia.

Además no hay ninguna restricción para la colocación del móvil. Lo ideal es llevarlo en el bolso de la chaqueta pero también admite una riñonera o en una bolsa sobre depósito por ejemplo.

En este enlace podéis ver un extracto de Discovery Channel en el que ponen a prueba CrashLight simulando un accidente de un maniquí lanzado desde una pick up en marcha.

EatSleepRIDE

Aunque este módulo no lo he probado (cuestión de mantener el físico intacto), no cabe duda de que funcionará correctamente ya que ha sido desarrollada con la colaboración de la Universidad de Toronto.

Quizás el único “pero” que no me ha gustado es que el GPS siempre está activado, lo que conlleva lo que todos sabemos: una gran merma en la duración de la batería. Durante un viaje de ocho horas, nos veríamos obligado a llevarlo conectado para evitar que en caso de emergencia, el teléfono estuviese frito. Quizás sea el mayor inconveniente de la aplicación.

Actualmente y como decíamos, esta disponible para iPhone en la APP Store a un precio de 2,99 $, es decir, 2,69 € si la adquirimos en España. El módulo adicional CrashLIGHT supone una suscripción anual por el servicio de 4,99 $, 4,49 € anuales en España.

En el enlace final, tenéis toda la información que necesitéis y si no, como siempre, os invito a que me hagáis llegar consultas que con sumo gusto intentaré disipar si algo no ha quedado suficientemente claro o en su defecto, transmitir a la gente de EatSleepRIDE.

Gracias Pablo por cedernos el móvil para la prueba.

Nota: Los gastos de la descarga de la aplicación han sido asumidos por EatSleepRIDE. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | EatSleepRIDE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio